Sandoval va por un broche de oro con los Gigantes

Sandoval va por un broche de oro con los Gigantes

KANSAS CITY - La historia del Béisbol de Lujo está repleta de peloteros que han hilvanado carreras maravillosas, pero muy pocos se han caracterizado por ser enormes a la hora buena.

Pablo Sandoval, tercera base de los Gigantes de San Francisco, es uno de los integrantes de ese racimo selecto de jugadores que en la década más reciente han sido capaces de sacar la cara por su equipo en momentos cruciales de la postemporada.

Y no puede presentarse ahora una situación más crucial para Sandoval, Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2012, que la de intervenir en un decisivo séptimo encuentro en el que pudiera ser, irónicamente, su último partido con la única franela que ha vestido hasta ahora en las Ligas Mayores.

"Tanto él, como Buster Posey y Hunter Pence son peloteros que deberían estar al bate en todas las situaciones grandes", elogió el jardinero central venezolano Grégor Blanco a una pregunta de LasMayores.com "Rinde en las situaciones precisas, pero a la vez le encanta aparecer en esos momentos. Le gusta ser siempre ese hombre [capaz de decidir].

"Sabemos que puede brillar en esos momentos y a veces, cuando lo veo un poco decaído, le digo 'tú eres el hombre, como tú vayas, vamos todos, siempre vas a tener turnos grandes, confía en tí mismo".

El dirigente de los Gigantes, Bruce Bochy, está totalmente de acuerdo con Blanco al conceptuar a Sandoval como uno de los mejores peloteros que rinden a la hora buena entre todos los que ha dirigido en su ya amplia trayectoria como timonel en la Carpa Grande.

"Está allí, por todo lo alto, entre los mejores peloteros que he tenido", proclamó Bochy a la pregunta de LasMayores.com "Los mejores peloteros, los de mayor talento, suelen rendir en los momentos cruciales y él es uno de ellos.

"Creo que una de las razones para ello es que le encanta estar allí a la hora decisiva, ama el béisbol y, usted lo sabe, tiene ese entusiasmo, esa risa contagiosa cuando está en la banca", explicó Bochy. "Siempre está relajado y disfruta del juego. No se pone presión y los buenos peloteros son los que hacen todo eso, él es realmente uno de los buenos".

Incorporado a los Gigantes en la temporada de 2008 por recomendación del legendario dominicano Felipe Rojas Alou, Sandoval ha probado en el terreno todo lo anunciado -y mucho más- por el asesor a la gerencia general de los Gigantes.

Su punto más brillante hasta ahora ha sido su fenomenal actuación en el primer juego de la Serie Mundial de 2012, en el cual pegó tres cuadrangulares -dos de ellos frente al estelar abridor derecho Justin Verlander- para ser el hombre clave de la barrida de los Gigantes sobre los Tigres de Detroit.

Sin embargo, esa faena ha sido una sola rosa de un ramillete de grandes momentos del nativo de Puerto Cabello, Venezuela, en la postemporada.

En esta misma Serie Mundial, terminó de hilvanar una impresionante seguidilla de 25 partidos seguidos embasándose en la postemporada, una hilera iniciada en el cuarto partido de la Serie Divisional de 2012. Quedó de esa manera a solamente seis encuentros de igualar el récord absoluto, en manos de su estelar paisano Miguel Cabrera, con 31.

Sus 18 batazos de extrabase en la postemporada constituyen un récord de la franquicia de los Gigantes y sus 20 impulsadas en los playoffs apenas figuran en el tercer puesto en el historia del equipo detrás de Barry Bonds (21) y Buster Posey (21).

Todas esas estadísticas pudieran tener un broche de oro culminante en el séptimo encuentro de la Serie Mundial de 2014, ya que es agente libre después de la actual postemporada y, aunque no es uno de sus temas favoritos ni mucho menos en los actuales momentos, no se puede descartar que emprenda nuevos horizontes a partir de 2015.

Y mientras muchos otros peloteros pudieran derretirse bajo la presión de un momento tan duro, Sandoval nunca pierde su sentido del humor.

Por ejemplo, el veloz lanzador dominicano Yordano Ventura se le quedó viendo en un par de ocasiones del sexto juego, quizá desafiándolo a reaccionar, pero Sandoval ve eso desde otro punto de vista.

"A lo mejor estaba pensando en que yo tengo dos anillos de Serie Mundial", concluyó en medio de una sonrisa el Panda venezolano.