Listo Hudson para el juego más importante de su vida

KANSAS CITY - Tim Hudson ha sido una de las principales razones por las cuales los Gigantes de San con Francisco han llegado tan lejos en la postemporada de 2014 al tirar una perla de juego frente a los Nacionales de Washington en la respectiva Serie Divisional.

Ahora Hudson hará realidad el sueño de todo joven que aspira a ser un lanzador profesional al abrir el séptimo y último juego de un Clásico de Octubre al medirse a los Reales de Kansas City con la finalísima beisbolera igualada 3-3.

Firmado en base a un pacto por dos años y $23 millones luego de que su carrera estuvo a punto de llegar a un abrupto final debido a una lesión de tobillo sufrida en 2013 con los Bravos de Atlanta, Hudson aseguró al avanzar a la Serie Mundial de 2014 que nadie estará mejor preparado que él para la magna cita.

Es hora de probarlo para el veterano de Columbus, Georgia, que cumplirá 40 años de edad el venidero 14 de julio.

"Estoy bien emocionado por tener la oportunidad de tratar de ayudar a mi equipo a ganar la Serie Mundial", declaró Hudson luego del sexto encuentro. "Obviamente, me hubiera encantado que hubiésemos ganado en seis, pero estoy listo para este juego".

Con impresionante marca de 214-124 en su historial en la temporada regular, Hudson llega al partido decisivo de la Serie Mundial con registro de 1-4, pero excelente efectividad de 3.53 a lo largo de su trayectoria en la postemporada.

"Le tenemos una enorme confianza y no sé cómo cuantificar eso en cifras, pero sí les puedo asegurar que le tenemos una gran fe", expresó el jardinero derecho de los Gigantes, Hunter Pence.

El derecho que comenzó su trayectoria en las Grandes Ligas con los Atléticos de Oakland en 1999 trabajó 5.2 episodios en su primera apertura de la actual Serie Mundial en causa perdida, pero en esta ocasión no se le pedirá un esfuerzo de largo metraje.

El dirigente de los Gigantes, Bruce Bochy, dijo de antemano que su estelar abridor Madison Bumgarner, ganador del primer y quinto encuentros, estará disponible de ser necesario, con apenas dos días de descanso intermedio entre aperturas.

"Es un tipo grande y fuerte que, tocando madera, no ha tenido problemas con el brazo", describió Bochy. "Es crédito a su acondicionamiento físico. Ha soportado una carga fuerte de trabajo hasta ahora. No me importaría exigirle un poco más".

Tanta confianza le tiene Bochy a Bumgarner, candidato a ser el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial si se coronan los Gigantes, que adelantó que hasta lo hubiera podido utilizar para retirar un out clave de haber sido necesario en el sexto encuentro.

Una nueva aparición exitosa de Bumgarner en la Serie Mundial de 2014 pudiera hacer recordar la fabulosa faena de Orel Hershiser en la Serie de Campeonato de 1988 frente a los Mets de Nueva York, en la cual brilló dos veces como abridor y salvó un partido para redondear una fabulosa efectividad de 1.09 en camino a ser el Más Valioso de aquella justa.

De hecho, todo el cuerpo de relevo de los Gigantes estará disponible para ayudar a Hudson, especialmente el cerrador dominicano Santiago Casilla, el derecho Sergio Romo y los zurdos Jeremy Affeldt y Javier López, que no vieron acción el martes. El propio Yusmeiro Petit, relevista venezolano que trabajó en el sexto encuentro, estará listo para cuando se lo pida Bochy.

"Es por eso que no lancé tanto", explicó Petit. "El [Hudson] se merece esta oportunidad, por tanto tiempo que lleva en las Grandes Ligas en lo que ha sido una tremenda carrera".

El tercera base venezolano Pablo Sandoval también confía que Hudson estará a la altura de las circunstancias.

"El está muy bien preparado para este juego, ya he notado que se la ha pasado revisando los videsos del partido anterior", explicó Sandoval a una pregunta de LasMayores.com

Y Bochy, que interviene como piloto en su cuarta Serie Mundial, está tan emocionado como sus propios peloteros.

"Es un juego especial", acentuó Bochy, que nunca ha vivido una experiencia similar como manager. "Es a matar o morir y es así como debemos encararlo. Hay que estar seguro de que uno está listo para todo. Ojalá nuestro abridor esté en el tope de su juego y nuestro bullpen también esté preparado para apoyarlo al máximo".