Guthrie a darlo todo por K.C. en el decisivo Juego 7

KANSAS CITY - Jeremy Guthrie recuerda haber presenciado por televisión a sus 12 años la blanqueada de 10 entradas que le tiró Jack Morris a los Bravos en el Juego 7 de la Serie Mundial de 1991, actuación monticular que le dio la corona a los Mellizos en aquel Clásico de Otoño.

Ahora, 23 años después, el derecho de los Reales tendrá la oportunidad de abrir un Juego 7--el último partido de la temporada con el título en el balance--contra los Gigantes el miércoles en el Kauffman Stadium.

"Cuando llegas a un Juego 7, te das cuenta de que puede pasar cualquier cosa", dijo Guthrie.

Kansas City, gracias a su victoria por 10-0 sobre San Francisco el martes en el Juego 6, tiene la oportunidad de coronarse campeón por primera vez desde 1985. La tropa de Ned Yost se irá en la lomita con Guthrie, quien en el Juego 3 de la serie el viernes pasado les permitió dos carreras en 5.0 entradas a los Gigantes para adjudicarse la única victoria de los Reales en San Francisco durante el fin de semana.

Guthrie, de 35 años, sabe que no es el as de Kansas City. Pero también confía plenamente en poder hacer el trabajo en el momento más importante de la temporada.

"No creo que siempre sea necesariamente tu mejor pitcher (en el séptimo choque), porque te vas con tus mejores en los Juegos 1 y 2", comentó Guthrie, quien tuvo marca de 13-11 con efectividad de 4.13 en 32 aperturas durante la campaña regular. "Resulta que el abridor del Juego 3 tiene esa oportunidad y esa responsabilidad de lanzar el Juego 7".

El oriundo del estado de Oregon se ha visto sólido en esta postemporada, con promedio de carreras limpias de 2.70 (tres limpias en 7.0 episodios) en dos presentaciones. Ahora lleva un total de 212.2 entradas lanzadas en el 2014-la mayor cantidad para un solo año en su carrera de 11 años en Grandes Ligas.

Sin embargo Guthrie, al igual que los demás jugadores de los Reales, sabe que el momento para descansar será después de terminada esta serie-y no antes.

"Creo que eso es similar a la vida cotidiana", expresó el diestro. "Cuando ves el final, los competidores y la gente que tiene deseo de triunfar dan ese extra-ese último de gasolina que les queda.

"Todo el mundo está a todo dar ahora, aguantando cualquier molestia que pueda estar sufriendo. Eso se destaca en un competidor y un eventual campeón".

Con todo y la cantidad de innings que ha tirado Guthrie este año, el serpentinero afirma que a nivel físico se encuentra bien para darlo todo el miércoles.

"Me siento muy bien ahora mismo", manifestó. "Estoy en tan buenas condiciones para lanzar bien como en cualquier momento de la temporada. Ese es un buen lugar para uno encontrarse, el no tener que preocuparse por fatiga ni dolores latentes.

"Siento que lo que traiga para el Juego 7 será lo mejor que tengo", continuó. "Toda la preparación y el trabajo duro ha rendido sus dividendos y confío en eso. Es la culminación del trabajo duro, la preparación y la oportunidad. Cada uno de nosotros tratará de aprovecharlo lo más que podamos".