Autoridades: Taveras conducía a "muy alta" velocidad

Autoridades: Taveras conducía a

SANTO DOMINGO, República Dominicana -- El pelotero de los Cardenales de San Luis Oscar Taveras conducía a "muy alta velocidad" bajo la lluvia al estrellarse contra un árbol en un accidente que le costó la vida a él y a una joven de 18 años que lo acompañaba, según la policía.

"La carretera estaba mojada porque estaba lloviendo y, por las investigaciones preliminares, determinamos que conducía a una muy alta velocidad cuando perdió el control del vehículo", dijo el coronel Diego Pesqueira, vocero de la Autoridad Metropolitana de Transporte, a The Associated Press.

Agregó que al salirse de la carretera, el Chevrolet Camaro que conducía Taveras chocó con un árbol, quedando totalmente destrozado.

No se ha determinado por ahora la velocidad a que conducía el pelotero, quien tenía 22 años. En la República Dominicana la velocidad máxima es de 100 kilómetros (62 millas) por hora y las autoridades solo dicen que, a juzgar por los destrozos sufridos por el vehículo y el árbol, debía viajar a una velocidad muy elevada.

Las autoridades esperan los resultados de una autopsia y de otras investigaciones que podrían arrojar más luz sobre lo sucedido.

En el accidente falleció también la joven Edilia Arvelo, cuyo funeral se realizaba el lunes en Moca, su ciudad natal.

Taveras se desplazaba el domingo por la carretera que une los balnearios de Sosúa y Cabarete, en las afueras de la ciudad de Puerto Plata, cuando sufrió el accidente.

Su familia dijo que el joven será enterrado el martes por la tarde.

"Todos en las Aguilas Cibaeñas sentimos el trágico fallecimiento de Oscar, y se vive, en este momento, un aire de pesar entre todos los que lo conocieron", expresaron las Aguilas, su equipo en el béisbol invernal, en un comunicado.

Familiares de Taveras informaron a la prensa que el piloto de los Cardenales, Mike Matheny, y el gerente general John Mozeliak confirmaron su presencia en el sepelio del martes. También se espera la asistencia de jugadores como Yadier Molina y Carlos Martínez, según medios locales.

"Primero que nada, esto se sintió como una pesadilla que no podía ser real y cuando la realidad me golpeó, mis palabras no tenían sentido", escribió Matheny en un comunicado que se dio a conocer el lunes. "Gracias a todos los fanáticos que han expresado sus condolencias".

Taveras era un adolescente en 2008, cuando fue contratado por San Luis como agente libre internacional. Se le consideraba uno de los principales prospectos de las mayores y conectó un jonrón el 31 de mayo, en el día de su debut.

Pegó también un cuadrangular solitario en el séptimo inning del segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, frente a los Gigantes de San Francisco.

"Era alguien que se convirtió en parte de la identidad de nuestra organización hasta cierto grado", opinó Mozeliak en una conferencia telefónica con medios de San Luis. "Cuando uno piensa en lo mucho que se ha escrito y hablado sobre él, uno se da cuenta de lo mucho que le quedaba por mostrar en el nivel de las Grandes Ligas".

Mozeliak dijo que tomó un vuelo desde Miami con el padre de Taveras.

"Está claro que estos eventos lo han dejado conmovido", dijo el gerente general.

El gerente general dijo que la noticia del deceso le llegó por boca de Moisés Rodríguez, director de búsqueda internacional de talento de los Cardenales.

"Lo primero que pensé fue, ¿es esto verdad? ¿Es posible?", relató Mozeliak.

Después de la eliminación de los Cardenales, Mozeliak había dicho que Taveras pasaría el mes de noviembre en la sede de entrenamientos del club en Júpiter, Florida, y que luego jugaría en el béisbol invernal de su país.

Matheny era receptor de los Cardenales en junio de 2002, cuando el lanzador Darryl Kile falleció por un problema cardiaco. San Luis perdió también a Josh Hancock por un accidente automovilístico en abril de 2007.

Esos decesos ocurrieron durante la temporada, pero el accidente de Taveras se presentó cuando San Luis había quedado ya fuera de los playoffs.

Muchos peloteros expresaron sus condolencias.

"Durante los últimos 30 minutos me he sentido mal del estómago. Sigo pensando en la gran sonrisa de Óscar en el dugout, cuando hacíamos una buena jugada o pegábamos un buen batazo", escribió en Twitter Pat Neshek, relevista de los Cardenales.

El dominicano Yordano Ventura, quien abrirá el sexto juego de la Serie Mundial con los Reales de Kansas City, lamentó el lunes el fallecimiento.

"Lo conocía muy bien. Jugué contra él en las menores. Cuando nos enfrentábamos, uno visitaba al otro en su casa y conversábamos durante la temporada de ligas menores. Me considero un amigo de él, y sus familiares están en mis reflexiones", comentó Ventura. "Es una situación muy difícil, pero así es la vida".

Taveras se une a una larga lista de peloteros dominicanos que sufren accidentes o se ven involucrados en problemas policiales durante el receso de Grandes Ligas. Entre los casos más sonados están el de José Oliva, prospecto de los Bravos que murió en diciembre de 1997 en un accidente automovilístico; el de José Uribe, que jugó en las mayores por nueve años y falleció en otro accidente de tránsito en el 2006, y el del lanzador de los Mets Ambiorix Burgos, que arrolló y mató dos mujeres mientras conducía en la ciudad de Nagua, en el nordeste del país, en el 2006.