Los Reales tienen confianza y el BD en Kansas City

KANSAS CITY - La historia dice que durante el formato de 2-3-2 (dos en casa, tres en la ruta y dos más como local), los equipos que han regresado a casa abajo 2-3 en la Serie Mundial tienen récord de 13-16 en Clásicos de Otoño.

Pero la historia también nos cuenta que en ocho de las últimas 10 circunstancias de esa índole, esos mismos equipos han respondido para ganar los últimos dos encuentros como local y coronarse campeones. Los Reales pretenden unirse a ese grupo, preparándose para el Juego 6 de la serie el martes con la obligación de ganar para evitar ser eliminados por los Gigantes.

"Nada está terminado', dijo el torpedero de Kansas City, el venezolano Alcides Escobar. "Todavía queda uno, o dos juegos si es posible. Tenemos que aprovechar la oportunidad de que vamos a casa".

Los Reales tuvieron mejor récord en la ruta (47-34) que en casa (42-39) durante la campaña regular, pero en esta postemporada la tropa de Ned Yost lleva 5-1 en el Kauffman Stadium, apoyada por un vocifero público que hace temblar el estadio de la gran corona "K.C.".

"Estamos en casa y tenemos todo el apoyo de los fanáticos", dijo el derecho dominicano Yordano Ventura, quien se subirá al montículo por los Reales en el Juego 6. "Los muchachos van a jugar fuerte como lo hemos hecho el año entero. Vamos a tratar de ganar".

El equipo de Kansas City ha lidiado con adversidades durante mucho del 2014, siendo un equipo que poca gente dio como favorito. Y por supuesto, su magia de esta postemporada tuvo sus inicios en el Juego del Comodín el 30 de septiembre, cuando dos veces parecían estar enterrados antes de reaccionar y derrotar a los Atléticos. Ahora necesitan un último empujón para alcanzar el sueño de coronarse campeones.

"Estamos emocionados de volver al K, con todos esos fans y toda esa electricidad", dijo el tercera base de los Reales, Mike Moustakas. "No hicimos lo que queríamos (en San Francisco), pero tenemos otro juego (el martes). En eso estamos enfocados".

Un aspecto crucial para Kansas City podría ser volver a jugar bajo las reglas de la Liga Americana, con el bateador designado. Billy Butler no fue un factor en los tres partidos en el AT&T Park, pero desde el martes volverá a estar en la alineación de los Reales.

"Es difícil", dijo Butler sobre los juegos en San Francisco, donde se ponchó en su única oportunidad del fin de semana como emergente en el Juego 5. "Sé de lo que soy capaz a nivel ofensivo y lo vengo haciendo desde hace muchos años".

De su parte, Yost ha reiterado una que otra vez que confía en la capacidad de sus pupilos de reaccionar, sobre todo ante sus fanáticos en Kansas City. Y si se quiere hablar de historia, los Reales de 1985-la última edición del equipo en disputar una Serie Mundial-regresaron a casa abajo 2-3 y le ganaron los últimos dos choques a los Cardenales para alcanzar la gloria.

"Vamos a volver a nuestro público", dijo Yost. "Ese lugar va a ser una locura total. Nos sentimos bien en torno a los enfrentamientos individuales.

"Estamos sin margen de error, pero los nuestros no le tienen miedo a eso. Si ganamos el martes, nadie tendrá (margen de error)".