Gran defensa abre camino a Pérez en jardines de S.F.

SAN FRANCISCO - La defensa en los jardines ha sido y va a ser clave en la actual Serie Mundial, especialmente por las amplias características de ambos parques-sede. He allí la principal razón del porqué Juan Carlos Pérez abre hoy como guardabosque izquierdo de los Gigantes de San Francisco en el cuarto juego del Clásico de Octubre.

"Ha estado soplando fuerte el viento y aunque se calmará un poco en el partido Michael [Morse] tiene dos meses que no juega allí", manifestó Bochy sobre su decisión de abrir el sábado con Pérez en el prado izquierdo. "Esas jugadas en los jardines te pueden cambiar un partido. Ahora tendremos nuestra mejor defensa en el outfield".

Travis Ishikawa, un primera base natural, alineó como jardinero izquierdo en los tres primeros encuentros de la Serie Mundial de 2014, pero el hecho de que abre el zurdo Jason Vargas por los Reales de Kansas City incide en que Bochy prefiera tenerlo en la banca.

Morse, que también puede jugar en la primera base, ha sido una amenaza para el pitcheo adversario como artillero emergente al conectar cuadrangular para empatar dramáticamente el partido decisivo de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Cardenales de San Luis y doblete impulsador en el tercer cotejo ante los Reales en el Clásico de Octubre.

"El muchacho le ha estado tirando mejor a la bola", expresó Bochy del promisorio dominicano Pérez a una pregunta de LasMayores.com "Creo que ha mejorado su confianza al recibir más oportunidades de jugar. Se ha conducido bien a sí mismo en la postemporada. Le hemos pedido tocar y hacer otras cosas. Tuvo un buen swing el viernes y es una de las razones por las cuales está en la alineación".

Pérez, un jardinero central natural que ha entrado como reemplazo defensivo en las postrimerías de eventuales victorias de San Francisco en un sinnúmero de ocasiones en campañas recierntes, dividió su tiempo de juego en 2014 entre las menores y los Gigantes, pero ha aportado turnos clave a la hora buena en la actual postemporada, especialmente en una ocasión en la que falló en intento de toque y luego produjo un sencillo crucial con dos strikes en la cuenta.

El veloz guardabosque que en la tierra del merengue defiende el uniforme de las Aguilas Cibaeñas bateó para .170 en 100 turnos con San Francisco en la temporada regular, pero se lució con un jugoso .400 en sus cinco turnos esgrimidos en la Serie de Campeonato.

Tanto Morse como Ishikawa figuran ahora como emergentes de lujo de los Gigantes, que de esa manera cuentan con una banca más profunda en el cuarto partido de la Serie Mundial independientemente de las características del pitcheo contrario.