Escobar, el primer bate que los Reales necesitaban

Escobar, el primer bate que los Reales necesitaban

SAN FRANCISCO, California -- Alcides Escobar solía estar enterrado en la parte baja del orden ofensivo de los Reales de Kansas City.

Era lo normal al considerar que su porcentaje de embasado a lo largo de siete años en Grandes Ligas es de .299.

Pero los Reales no se cansaban de probar variantes para el primer bate de su alineación. Lo intentaron con Nori Aoki, Lorenzo Cain y Jarrod Dyson, pero nada.

Hasta que el 13 de septiembre decidieron intentarlo con Escobar, el agresivo torpedero venezolano que en la campaña previa había registrado un marginal .259 en embasado.

Según contó el mánager Ned Yost, la reacción de Escobar al cambio fue entusiasta: "Lo que dijo fue, `me gusta batear, espero que no sea algo de un día o dos'. Ahí le dije, `eso va a depender completamente de ti, tienes que darnos buenos turnos'. En eso fue en lo que anduvo mal el año pasado. Perdió un poco la disciplinas y le hacía swing a lanzamientos fuera de la zona, en lo que hubieran sido bases bolas".

Y la apuesta fue la acertada, con Escobar rindiendo dividendos este octubre. Su porcentaje de embasado tras 11 juegos de postemporada es de .327 y batea para .417 (cinco hits en 12 turnos) luego de los primeros tres juegos en la Serie Mundial ante los Gigantes de San Francisco.

"Ahora mismo no podríamos tener un mejor primer bate", acotó Cain, el jardinero que junto con Escobar desembarcó en Kansas City en diciembre de 2010 en el canje que envió al as Zack Greinke a Milwaukee.

Coincidencia o no, desde que Escobar sale como primer bate, los Reales tienen foja de 19-7, incluyendo su rutilante marcha de 10-1 en lo que va de la actual postemporada.

"Tengo la confianza y siempre digo que sí puedo hacer las cosas", declaró Escobar a The Associated Press. "Me han tirado los pitcheos que quiero en el momento (indicado)".

En el tercer juego de la Serie Mundial, el venezolano de 27 años confirmó su agresividad con el madero al saludar el primer lanzamiento de Tim Hudson con un doble por el jardín izquierdo. Tras un par de rodados de Alex Gordon y Cain, Escobar anotó la primera carrera.

Escobar explicó su filosofía con respecto al primer turno de un juego: "En el primer pitcheo, no te van a tirar un cambio o un slider. Te van a tirar una recta y ese es el pitcheo que yo busco para conectar la bola bien", dijo.

Los Reales rayaron dos veces más en el sexto para marcar la diferencia definitiva. Escobar volvió a ser la bujía del rally al conectar un sencillo que cortó una seguidilla de 12 outs de Hudson y acabó anotando la primera de las dos carreras en la parte alta del inning.

¿Podrá ser Escobar el primer bate a largo plazo de los Reales?

"Podría serlo, nunca se sabe", comentó el gerente general Dayton Moore previo a la Serie Mundial. "Aún necesita ver más pitcheos".

Lo que los Reales no pueden obviar la durabilidad de Escobar, quien junto al primera base Freddie Freeman (Atlanta) y el antesalista Evan Longoria (Tampa Bay) fueron los únicos tres peloteros que este año fueron titulares en todos los 162 de la temporada regular con sus equipos.

"Estoy listo para todo lo que me pidan hacer, jugando duro", sostuvo Escobar.