¿Hubo un exceso de agua en los senderos en S.F.?

SAN FRANCISCO - Los Reales de Kansas City llegaron a la Serie Mundial con la etiqueta de un equipo de la Liga Americana que sabe jugar un estilo de la Liga Nacional.

En viernes en el tercer choque, una victoria por 3-2 de los Reales, los pupilos de Ned Yost no intentaron robo de base alguno, luego de encabezar las Grandes Ligas con 153 estafas en la campaña regular y también ser líderes en dicho departamento en la postemporada con 13.

Yost, como muchos managers, afirma que el marcador y demás circunstancias del juego dictan las estrategias específicas de cada momento. Sin embargo, el capataz sí notó que la tierra cerca de las almohadillas, donde arrancan los corredores en intentos de robo, se vio un poco más mojada de lo habitual.

"En algunos lugares sí", dijo Yost el sábado al contestar una pregunta al respecto previo al Juego 4 de la serie. "Y sí, pensé que se veía un poco más mojado cerca de la primera.

"Cuando (Mike Moustakas) se embasó y luego se deslizó de cabeza al regresar a la base, se le pegó mucho lodo. Sí, creo que (la tierra) estaba un poco más mojada de lo normal".

A través de los años, equipos que dependen de la velocidad en las bases se han quejado una que otra vez sobre un exceso de agua echada a los senderos.

¿Fueron culpables de tratar de darles una ventaja a los Gigantes los encargados del terreno en el AT&T Park?

"No sé. Tal vez (el que echaba el agua) miraba hacia arriba y veía a todos esos fanáticos de los Reales y simplemente se le olvidó", bromeó Yost entre risas de los presentes en su rueda de prensa.