Abre Ryan Vogelsong con el apoyo absoluto de Bochy

SAN FRANCISCO - Ryan Vogelsong sabe lo que significa lanzar en partidos apremiantes de la postemporada porque ya lo ha hecho muchas veces, incluyendo su excepcional actuación en los playoffs de 2012, cuando los Gigantes de San Francisco ganaron su segunda Serie Mundial en apenas tres años.

Esa valiosa experiencia le servirá especialmente ahora cuando se mida a los Reales de Kansas City en el cuarto juego del Clásico de Octubre de 2014 en el hermoso hogar de los campeones de la Liga Nacional.

"Cada juego trae sus propias emociones, pero lo grande es saber controlarlas", explicó Vogelsong a LasMayores.com, con miras a su importante apertura en una serie que este momento favorece a los Reales por 2-1.

Vogelsong, virtualmente intransitable en las diferentes rondas de la postemporada de 2012, no tuvo una apertura sobresaliente en su partido más reciente en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional frente a los Cardenales de San Luis, pero es un veterano que suele trabajar con su mecánica entre cada compromiso para tratar de sumar elementos frescos que le ayuden a superar una faena discreta.

"Se produce adrenalina extra [en los playoffs] y eso a lo mejor te hace tratar de tirar más duro y de hacer cosas que normalmente no pusieras en práctica un día de domingo normal por la tarde en Milwaukee o Colorado, no teniendo nada contra esas ciudades, pero fue lo primero que me vino a la cabeza", comparó el derecho de los Gigantes. "Definitivamente fluye una adrenalina diferente cuando estás en un parque [repleto] en la postemporada.

"Es por eso que digo que trato de sacarle provecho a esa experiencia", insistió Vogelsong. "Soy un lanzador que depende de su comando, no hay duda de eso. Así que puedo tirar en una esquina del plato a 92 millas por hora y hacerlo igual si me sale el lanzamiento a 94. Lo que necesitas saber es cuando ponerle más de la cuenta o reservarte".

Aparte de controlar sus emociones y usarlas a su conveniencia, Vogelsong sabe que los Reales traen el juego el factor de la velocidad y que un lanzador debe tratar de evitar que le saquen provecho a la misma en un partido de semejante importancia. "Uno tiene que estar pendiente de esas cosas", subrayó Vogelsong. "Un tipo en la segunda base es bien diferente a que estuviera en la primera, porque está a solamente un sencillo de anotar una carrera. Si tienes a alguien corriendo en la inicial tienes que hacer todo lo posible para que no pase de allí. En esa situación, tratas de utilizar todo lo que has aprendido sobre mantener a raya a los corredores".

Algunos entendidos estimaban que el zurdo estelar Madison Bumgarner, ganador del primer juego de la Serie Mundial de 2014, pudo haber sido considerado por Bruce Bochy para el cuarto choque, pero el dirigente de los Gigantes sigue aferrado al experimentado derecho en lugar de pisar el botón del pánico al usar a Bumgarner con poco descanso.

Lo que hizo Vogelsong frente a los Tigres de Detroit en la finalísima de 2012 es buena razón para aferrarse a la esperanza de que San Francisco pueda igualar la serie con el citado veterano en la lomita. En su única apertura de ese Clásico, no permitió carrera alguna en 5.2 episodios de trabajo para apuntarse la victoria. En la Serie de Campeonato frente a los Cardenales, empero, Vogelsong toleró siete hits y cuatro carreras en tres episodios, pero su equipo vino de abajo para ganar ese encuentro celebrado en el hogar de los Gigantes.

"Vogelsong ha hecho excelente trabajo para nosotros y va a iniciar su partido [del sábado]", informó Bochy luego de la derrota del viernes. "Claro, hablamos de otras opciones, pero le tenemos confianza a 'Vogey' y por eso está preparado para abrir.

"Le hemos exigido mucho a Madison, ha sido una larga postemporada y ha tenido bastantes aperturas", diagnosticó Bochy. "Vogelsong ha lanzado a lo grande en playoffs, tuvo un parpadeo en su apertura reciente, pero todo esto se trata de conservar la confianza en nuestros hombres, incluyendo a 'Vogey'. Vamos a mantener las cosas en el orden que las tenemos".