Finnegan hace historia al tirar en la Serie Mundial

SAN FRANCISCO - De una Serie Mundial a nivel universitario a la Serie Mundial de las Grandes Ligas. Todo en un período de cuatro meses para Brandon Finnegan.

El relevista de 21 años de edad hizo historia el viernes al convertirse en el primer pelotero que un mismo año lanza tanto en la ronda final del béisbol universitario de Estados Unidos como en el Clásico de Otoño de los profesionales.

Y la actuación de Finnegan fue clave para sus Reales de Kansas City, al sacar dos outs en el séptimo inning rumbo a la victoria 3-2 sobre los Gigantes de San Francisco en el tercer juego de la Serie Mundial.

"Todavía siento que estoy en la universidad", dijo Finnegan, cuyo gorro fue entregado al Salón de la Fama. "Me tocó la oportunidad y tuve la suerte de cumplir con el trabajo. Este fue el momento de la verdad".

Recién en junio, Finnegan lanzó para la Universidad de Texas Christian. Con la 17ma selección, los Reales tomaron al zurdo en la primera ronda del draft realizado ese mismo mes y debutó en las mayores el 6 de septiembre en el Yankee Stadium. Totalizó siete apariciones, permitiendo una carrera en siete innings.

También respondió positivamente al cubrir dos innings y un tercio en la victoria sobre Oakland en el juego de wildcards de la Liga Americana y se acreditó una victoria sobre los Angelinos en la serie de primera ronda. Pero no estuvo fin en la serie de campeonato de liga contra Baltimore al tolerar tres hits y conceder un boleto al sacar un solo outs en dos apariciones.

El mánager de los Reales Ned Yost no requirió de sus servicios en los primeros dos juegos de la Serie Mundial, empleando a la combinación de Herrera, Wade Davis y Greg Holland.

Hasta que las circunstancias se presentaron el viernes en el AT&T Park de San Francisco.

Finnegan había calentado en el sexto inning cuando los Gigantes anotaron dos veces para acercarse a una carrera, pero no recibió el llamado de Yost.

Pero le tocó la responsabilidad en el séptimo, en relevo del dominicano Kelvin Herrera, con un corredor en la inicial y un out.

"Consigue el doble play y acabamos el inning", contó Finnegan sobre lo que se decía en el momento.

Su primer bateador fue el emergente dominicano Juan Pérez, retirándolo con un elevado. Quedó en cuenta de 2-0 ante Brandon Crawford, y el receptor Salvador Pérez subió al montículo para animarlo.

"Le dije que nada de nervios", dijo el cátcher venezolano. "Nuestro bullpen es fuerte es porque son agresivos".

Finnegan acabó ponchando a Crawford, haciéndole abanicar la brisa con la cuenta completa.

"Hice realidad dos sueños en un año", señaló.

Davis y Holland, ambos de manera perfecta, se encargaron de los últimos dos innings, dejando en 1.66 la efectividad de los relevistas de los Reales esta postemporada (nueve carreras limpias en 48 innings y dos tercios). Holland se anotó su séptimo salvado de la postemporada, igualando a cinco otros relevistas por la máxima cantidad.