El bullpen de Gigantes se derrumbó en el Juego 2

El bullpen de Gigantes se derrumbó en el Juego 2

KANSAS CITY -- La escena se repitió una y otra vez. El manager Bruce Bochy solicitó que algún integrante del bullpen subiera al montículo, y ese relevista no pudo cumplir la misión que se le encomendaba.

Los Reales se reencontraron con su bateo oportuno y los relevistas de San Francisco se derrumbaron.

El venezolano Jean Machí llegó a la lomita en la sexta entrada con el objetivo de preservar el empate, pero permitió un sencillo de Billy Butler, que dio la ventaja a Kansas City. El novato Hunter Strickland admitió después un doble de Salvador Pérez, que produjo dos carreras, y un jonrón del también venezolano Omar Infante, que empujó otro par y sentenció el miércoles la derrota de los Gigantes por 7-2 en el segundo juego de la Serie Mundial.

Así, el Clásico de Otoño está empatado a una victoria por bando.

Quizás la imagen más perdurable de la noche fue la de Strickland, cuando increpó a Pérez, después de admitir el cuadrangular y antes de abandonar el terreno.

El bullpen de San Francisco tuvo la quinta mejor efectividad de las mayores durante la temporada regular, con 3,01, mientras que el de Kansas City se ubicó en el décimo sitio, con 3,30. Aunque el dominicano Santiago Casilla, Jeremy Affeldt, el boricua Javier López y el mexicano Sergio Romo figuran entre siete jugadores que han participado en las tres postemporadas de los Gigantes desde 2010, han atravesado por turbulencia en fechas recientes.

Jake Peavy había retirado a 10 enemigos en fila antes de que Lorenzo Cain le conectara un sencillo al jardín central, en la apertura del sexto capítulo. Peavy dio un boleto a Eric Hosmer antes de que Machí se hiciera cargo.

El relevista venezolano se puso atrás por 2-0 en la cuenta frente a Butler y toleró un sencillo al jardín izquierdo, que dio la ventaja a los Reales.

López retiró a Alex Gordon mediante un elevado y Bochy colocó en el centro del diamante a Strickland, quien permitió dos vuelacercas de Bryce Harper durante la serie de división ante Washington.

En el cuarto juego, tras sumergir la pelota en la Bahía McCovey, Harper lanzó un grito a Strickland. Esta vez fue el lanzador quien no pudo mantener la boca cerrada.

Hizo un wild pitch que colocó a los corredores en segunda y tercera. Un lanzamiento después, Pérez le encontró una recta a 97 millas por hora y conectó un doblete, entre el jardín izquierdo y el central.

Acto seguido, Infante hizo contacto con otra recta y envió la pelota al bullpen, detrás del bosque izquierdo. Fue el quinto jonrón permitido por Strickland en esta postemporada.

Por un momento pareció que Strickland se reprochaba a sí mismo en voz alta, mientras Pérez se acercaba al plato. Pero el venezolano le dijo algo y las cuevas se vaciaron sin que el incidente pasara a mayores.

Para ese momento, el juego se le había escapado a San Francisco.