El núcleo de Reales se crió junto en ligas menores

KANSAS CITY - Ciertas piezas clave de los Reales han llegado vía cambio, como por ejemplo el venezolano Alcides Escobar y Lorenzo Cain en un canje con los Cerveceros.

Otros que arribaron en cambios son James Shields, Jeremy Guthrie y Wade Davis. Además, fueron adquiridos en el mercado de antes libres el venezolano Omar Infante y Jason Vargas.

Pero el núcleo de los jugadores que impulsaron al equipo de Kansas City a su primera Serie Mundial en 29 años fue producto del sistema de los Reales y su gerente general, Dayton Moore.

Antes de llegar Moore a Kansas City en el 2006, procedente de los Bravos, ya estaban en la organización Billy Butler y Alex Gordon. Pero fue Moore quien supervisó los drafts en que fueron elegidos los siguientes jugadores: Eric Hosmer, Mike Moustakas, Greg Holland, Danny Duffy y Jarrod Dyson, entre otros.

Además, con la ayuda de su mano derecha para operaciones internacionales, René Francisco, Moore firmó al venezolano Salvador Pérez y a los dominicanos Yordano Ventura y Kelvin Herrera.

Definitivamente, este grupo se crió junto en el béisbol y ha visto los frutos de su labor con la conquista del banderín de la Liga Americana y el derecho de disputar la corona del 2014 con los Gigantes.

"Nos sentimos en familia", dijo el receptor estelar Pérez, quien fue firmado por Kansas City en el 2006. "Jugué con Moustakas y jugué con Hosmer, desde ligas menores juntos. Creo que eso nos ayuda bastante. Nos sentimos unidos y contentos, y eso es bueno".

Se nota la unión de Pérez con sus compañeros en el clubhouse. Pero dicho ambiente se veía mucho antes de que el equipo grande se hiciera sentir con sus éxitos en esta postemporada. Las bromas y las sonrisas que se ven hoy en día eran evidentes en enero del 2012, cuando Pérez y Herrera se la pasaron juntos riéndose de sus propios chistes en el Programa de Novatos anual organizado por MLB para los jugadores en la cúspide de Grandes Ligas.

"Estábamos juntos en todas las ligas: Salvador, Hosmer, Moustakas, Ventura", comentó Herrera, relevista que alcanza con regularidad las 100 millas por hora con su recta al formar un trío mortal del bullpen con Wade Davis y Greg Holland. "Los directores de las ligas menores están haciendo un excelente trabajo. Tienen gente con mucha experiencia, personas que te enseñan.

"Me siento en familia, porque son los muchachos que crecieron conmigo. Me siento muy cómodo aquí con ellos".

Moore ha sido criticado a través de los años, primero por los tantos años de su mando en que perdían los Reales 90 juegos por temporada, y luego por supuestamente sacrificar demasiado futuro al adquirir a James Shields y Davis por el prospecto de lujo Wil Myers.

Sin embargo, tanto Moore como el manager Ned Yost han seguido firmes con el "proceso", como siempre lo ha calificado el primero. Ahora, después de tanto tiempo, el proyecto ha dado sus frutos. El núcleo "se ha graduado" de los niveles más bajos de liga menor al mayor escenario de Grandes Ligas.

"Uno sabía que, si los ponías juntos durante un período de tiempo y dejabas que se desarrollaran, iban a ser campeones", dijo Yost. "Lo he dicho numerosas veces.

"Son un grupo especial de muchachos", continuó el capataz, quien lleva desde el 2010 al mando de los Reales. "Se veía desde el momento en que estaban en Clase-A que eran talentosos y que lo tenían todo para ganar. Todos tenían una gran ética de trabajo".