Cambio por Escobar y Cain fue clave para los Reales

Cambio por Escobar y Cain fue clave para los Reales

KANSAS CITY -- El 19 de diciembre del 2010, los Cerveceros de Milwaukee adquirieron los servicios del derecho estelar Zack Greinke en un cambio con los Reales de Kansas City.

En dicho canje, pasaron de Milwaukee a Kansas City el torpedero venezolano Alcides Escobar y el jardinero Lorenzo Cain-junto a Jake Odorizzi y Jeremy Jefress-por Greinke y el campocorto cubano Yunieski Betancourt.

Para los Cerveceros y su gerente general Doug Melvin, el movimiento fue parte de un esfuerzo por "ganar ahora", siendo el 2011 su meta. Efectivamente, Milwaukee conquistó en dicha temporada la División Central de la Liga Nacional y pasó a la Serie de Campeonato del Viejo Circuito, antes de ser eliminado por los Cardenales.

Desde el punto de vista de los Reales, la transacción fue otra de varias maniobras dentro de un plan a largo plazo que ha rendido dividendos en el 2014: Su primera participación en la Serie Mundial desde 1985.

"En ese entonces cuando me cambiaron, me tomó por sorpresa porque yo era todavía prospecto número 1", comentó Escobar, una de las piezas principales del equipo joven de Kansas City que ha sorprendido a todo el mundo en esta postemporada. "Sentí un poco como que, 'Wow'. Pero después entendí que esto es un negocio, que esto es parte de la pelota".

En aquel invierno, Escobar venía de completar su primera campaña completa en Grandes Ligas con los Cerveceros, después de varios años como prospecto de lujo de la organización. Incluso, Milwaukee había cambiado a J.J. Hardy a los Mellizos para abrirle espacio a Escobar en el campo corto del equipo.

Sin embargo, cuando surgió la oportunidad de adquirir a Greinke, Milwaukee y Melvin opinaron que había que tomar acción. Ahí intervino el manager de los Reales, Ned Yost, quien había tomado las riendas de Kansas City en mayo del 2010-- luego de dirigir a los Cerveceros del 2003 al 2008.

Yost estaba convencido de que Escobar tenía un gran futuro.

"Lo hablamos", relató Yost. "Desde el primer minuto en que vi a Escobar en los entrenamientos como jugador de Clase-A, él cubría el lado izquierdo entero del cuadro. Estaba haciendo jugadas fantásticas.

"Sabía que una vez (subiera un poco de peso), sería buen jugador ofensivo también, porque funcionaban sus manos".

Escobar viene de batear .285 en la campaña regular del 2014, con WAR de 2.4 (según Baseball-Reference.com).

En las primeras dos rondas de esta postemporada, tuvo promedio de .278 (36-10) con dos dobles, un jonrón y tres empujadas.

"Aquí llegué, creé nuevas amistades y estoy súper contento de estar aquí con este equipo. Y los resultados que se han dado han sido muy positivos", dijo Escobar, quien firmó un contrato de cuatro años y US$10.5 millones con los Reales en marzo del 2012-pacto que podría ser de US$21.75 millones en caso del club ejercer las opciones del 2016 y del 2017. "El equipo me dio la oportunidad, me dio mi primer contrato (a largo plazo). Ahora a seguir trabajando para conseguir otro contrato".

Y por supuesto, las cosas han salido bastante bien a nivel colectivo también.

"Es un equipo que ha venido luchando desde hace muchos años, trayendo nuevas piezas, nuevos prospectos y mucha gente joven", manifestó el venezolano. "Es un equipo muy competitivo que lo da todo dentro del terreno de juego".

CAIN, LA OTRA PIEZA CLAVE DEL CANJE
Para el invierno del 2010-11, Cain era un prospecto en ascenso que había jugado en apenas 43 juegos de Grandes Ligas. En los Cerveceros, se cocinaba una competencia entre él y el dominicano Carlos Gómez por la titularidad en el jardín centra. Pero todo cambió para Cain y para los Reales el día de la transacción.

"Yo sólo tenía dos meses en Grandes Ligas y no estaba seguro qué iba a pasar", dijo Cain, que ha maravillado a todos con su defensa en los jardines y su tórrido bateo de .533 en esta postemporada. "Sólo trataba de rendir con Milwaukee en esos tiempos. Cuando me cambiaron, no sabía nada de Kansas City. No los había visto jugar y no sabía qué clase de equipo tenían. Una vez llegué, lo único que escuchaba era sobre las derrotas y todo eso.

"Pero al mismo tiempo, tenían muchos jugadores jóvenes y talentosos que llegaban a Grandes Ligas para cambiar eso. Siento que Eski (Escobar) y yo nos sumamos al talento aquí. Eramos un grupo de muchachos jóvenes sin mucha experiencia en Grandes Ligas, pero al mismo tiempo con la creencia de que podíamos ganar".

Ganar es lo que han hecho los Reales este año y, sobre todo, en este mágico e invicto mes de octubre.

Los éxitos de Kansas City son producto de toda una reconstrucción del equipo de parte del gerente general Dayton Moore. El cambio por Escobar y Cain fue gran parte del "proceso", como siempre lo denominó el ejecutivo.

"Junto a Dayton, sentía contundentemente que si podíamos conseguir a Lorenzo Cain y a Escobar en ese canje, sería un gran negocio para nosotros", dijo Yost. "Es que así de fuerte opinaba yo de Escobar y Cain.

"Una vez maduraban y se desarrollaban, serían jugadores sobresalientes a nivel de Grandes Ligas."