Ned Yost ha sabido silenciar a sus detractores

KANSAS CITY -- El miércoles, Ned Yost y sus Reales completaron una barrida de los Orioles en la Serie de Campeonato de la Liga Americana para avanzar a la Serie Mundial por tercera vez en la historia de la franquicia.

Los aplausos que recibió el capataz posteriormente al entrar a un restaurante de Kansas City indican que su imagen ha cambiado en lo que va de la postemporada y en especial en la SCLA.

Yost, a quien se le ha cuestionado por la manera estricta en que tiende a usar a sus relevistas y debido a su afinidad por el toque de bola, hizo varios ajustes en la serie ante Baltimore.

En el Juego 3, los Reales ganaban 2-1 cuando Yost sacó a Jeremy Guthrie después de apenas cinco innings a favor de su excelente bullpen. Jason Frasor lanzó el sexto episodio, mientras que el dominicano Kelvin Herrera, Wade Davis y Greg Holland se encargaron de las últimas tres entradas.

En el mismo juego, Yost fue igual de agresivo en cuanto a la ofensiva de refiere. Después de que Norichika Aoki iniciara la parte baja del sexto inning con un sencillo, el estratega lo reemplazó en las bases con el veloz Jarrod Dyson, un cambio que por lo regular hace en la octava o novena entrada. Dyson avanzó de primera a tercera gracias a un sencillo de Eric Hosmer y luego anotó la carrera decisiva con un elevado de sacrificio.

Al día siguiente, Yost permitió que el abridor zurdo Jason Vargas lanzara hasta el sexto inning con ventaja de 2-1. Aun después de que Vargas la diera una base por bola al primer bateador, Jonathan Schoop, Yost lo dejó enfrentarse a Nick Markakis, quien batea a la zurda.

Markakis se ponchó.

No obstante, Yost no quiso abusar de la suerte, y le dio la bola a Herrera, a quien por lo regular no acude sino hasta el séptimo inning, para que terminara el sexto también. Davis y Holland volvieron a cumplir en las últimas dos entradas y Kansas City capturó el banderín del Joven Circuito.

"A Ned todo les resbala", dijo el gerente general de los Reales, Dayton Moore. "He dicho muchas veces que es tremendo líder. Tiene mucha pasión. Es la persona más competitiva que conozco. Se mantiene positivo y siempre optimista".

Yost ha enfrentando muchas críticas a pesar de que Kansas City se encuentra en la postemporada por primera vez desde 1985. Pero el dirigente dejó en claro que no busca la aprobación de nadie.

"Me siento muy cómodo con mí mismo. Me critican todo el tiempo. Me llaman el manager más bruto en Grandes Ligas. No me importa porque cuento con coaches que son muy inteligentes".

Afortunadamente para Yost, su gerente general lo apoya al 100%.

En sus nueve campañas desempeñando dicho cargo en Kansas City, Moore ha hecho muchos movimientos para poner al club en la posición en que se encuentra ahora mismo. Redobló la búsqueda de talento en Latinoamérica, donde halló a piezas claves como Herrera, el también dominicano Yordano Ventura y el receptor venezolano Salvador Pérez. En el 2010, en lo que resultó ser un canje clave para los Reales, adquirió a Lorenzo Cain y al venezolano Alcides Escobar desde los Cerveceros. También ha acertado con las contrataciones de agentes libres como Vargas y Guthrie, quienes ayudaron al equipo a amarrar la SCLA tras registrar campañas regulares sólidas.

Pero al preguntársele cuál ha sido su movimiento más importante como gerente general de los Reales, Moore recordó el 13 de mayo del 2010.

"Contratar a Ned", dijo el ejecutivo. "Sin duda alguna".