Cardenales naufragaron con Wacha en la lomita

SAN FRANCISCO -- Michael Wacha tuvo al fin la oportunidad de lanzar en los playoffs de este año. Los Gigantes se encargaron muy pronto de castigarlo y de liquidar a los Cardenales de San Luis.

El manager Mike Matheny seguramente tendrá muchos pensamientos que rumiar durante todo el invierno. Decidió poner a Wacha en el montículo por primera vez en la postemporada, nada menos que en la parte baja de la novena entrada del quinto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, con la pizarra empatada.

Travis Ishikawa trituró las esperanzas de Wacha y de San Luis, al conectar un jonrón de tres carreras, con un out, para que los Gigantes se impusieran el jueves 6-3 a los Cardenales y avanzaran a la Serie Mundial por tercera ocasión en cinco años.

"No fue difícil, en absoluto", dijo Matheny sobre su decisión. "Lo colocamos en una situación adversa sin haberle dado mucho trabajo en fechas recientes. Asumo la responsabilidad".

Wacha fue el jugador más valioso de la Serie de Campeonato del año pasado, al lucir en octubre hasta que Boston lo derrotó en el último encuentro del Clásico de Otoño. El derecho de 23 años se perdió dos meses de acción en la presente campaña por una lesión de hombro, y Matheny no había encontrado un momento para utilizarlo en la serie de división ante los Dodgers ni en los primeros cuatro duelos contra los Gigantes.

Con la pizarra igualada 3-3, Matheny pidió que Wacha se dirigiera del bullpen a la lomita. Fue el primer juego del lanzador desde el 26 de septiembre y su primera aparición como relevista en todo el año.

"He lanzado antes en la postemporada. He trabajado en innings muy difíciles y en ambiente muy hostiles. Estaba listo para esto", aseguró Wacha. "Simplemente no pude tirar strikes. Di bases por bolas y me puse abajo en la cuenta ante Ishikawa. Me metí yo solo en problemas".

Es la segunda vez en tres años que los Gigantes vencen a los Cardenales en la Serie de Campeonato, y la decisión de Matheny sobre Wacha no será la única que le acarreará cuestionamientos al piloto.

Después de una buena apertura del as Adam Wainwright, Matheny recurrió a Pat Nashek. El relevista aceptó un cuadrangular de Michael Morse, quien conectó un slider en la octava entrada y empató la pizarra.

"Quisiera no haber hecho ese lanzamiento", reconoció Neshek.

Wainwright relató que le había dicho a Matheny, después del sexto capítulo, que podía lanzar una entrada más. Retiró a sus últimos 10 enemigos y resolvió en forma inmaculada el séptimo episodio, con lo que elevó su total de lanzamientos a 97.

"Me estaba quedando sin gasolina. Creo que él tomó la decisión acertada", dijo Wainwright.