Diversos héroes y "pelota pequeña" propulsan a S.F.

Diversos héroes y

SAN FRANCISCO -- Cuando se habla de los Gigantes de San Francisco, surgen nombres como Buster Posey, el venezolano Pablo Sandoval y Madison Bumgarner como las estrellas del equipo ahora mismo.

Sin embargo, la tropa de Bruce Bochy ha recurrido a casi todo su plantel para ganar los partidos y colocarse a ley de una victoria para alcanzar su tercera Serie Mundial en los últimos cinco años.

El miércoles, se puso a manifiesto esa cualidad del equipo en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, un triunfo de los Gigantes sobre los Cardenales por 6-4.

Posey y Sandoval fueron importantes, por supuesto. Pero los aportes del venezolano Yusmeiro Petit, su compatriota Grégor Blanco y el dominicano Juan Carlos Pérez fueron enormes en la victoria de San Francisco.

Petit, después de una apertura tambaleante de Ryan Vogelsong, "le puso el tono" para el bullpen, según describió el zurdo Javier López, al entrar con su equipo abajo 4-1 en el marcador y tirar 3.0 ceros para ser el lanzador ganador del encuentro.

"Todo estuvo trabajando bien, gracias a Dios", dijo Petit. "Ese es mi trabajo, tratar de mantener el juego cerrado".

Eso mismo ha hecho Petit en sus dos presentaciones en esta postemporada. En su primera, el recordado triunfo en 18.0 innings de los Gigantes sobre los Nacionales en el Juego 2 de la Serie Divisional, el derecho tiró 6.0 ceros en las entradas extras para también adjudicarse la victoria.

En total, Petit ha lanzado 9.0 episodios en blanco en estos playoffs, permitiendo apenas dos hits con 11 ponches y cuatro bases por bolas.

"Fue algo grande verlo entrar al juego y calmar las cosas", dijo López sobre lo hecho por Petit el miércoles. "Él está listo para todo tipo de situaciones. Lo puedes sentar por una semana y él estará listo para tirar".

Petit ha cumplido los papeles de relevista y abridor en el 2014, temporada que incluyó una racha de 46 bateadores retirados en forma consecutiva desde el bullpen-un récord de Grandes Ligas.

"Trabajando fuerte, mentalizado para estar en cualquier situación", dijo Petit al pedírsele que explicara cómo puede rendir en situaciones tan variadas y con tanto en juego. "Yo sé cuál es mi posición, pero yo trato de mentalizarme de que puedo trabajar todos los días, para poder hacer las cosas como salen".

Agregó el manager Bochy: "Fue un gran regreso, y todo empezó con Petit. Él te da la oportunidad de regresar y lo hizo. Petit nos salvó con su esfuerzo".

PÉREZ Y BLANCO: TURNOS AGUERRIDOS Y VELOCIDAD
Los Gigantes perdían el Juego 4 por 4-3 llegando a la parte de abajo del sexto inning. En su papel habitual de bateador emergente y reemplazo defensivo, Pérez recibió una base por bolas para abrir la entrada, lo cual le abrió el camino a San Francisco para anotar las tres carreras decisivas del encuentro. Aprovechando dos errores mentales del primera base de San Luis, Matt Adams, los Gigantes pudieron sacarle provecho a su velocidad y su agresividad en las bases para tomar control del partido.

"Nosotros estamos aquí para eso, para tratar de ayudar al equipo en cualquier aspecto que se necesite", dijo Pérez, quien por segundo día consecutivo fue parte íntegra de una reacción crucial de los Gigantes. "Estoy bien contento de aportar para el equipo".

Y Blanco, el primer bate de la escuadra desde que se lesionó el boricua Angel Pagán, siguió poniéndole presión al pitcheo y a la defensa de San Luis con un hit, dos anotadas, una base por bolas y una empujada.

"Creo que mientras ganemos, eso es lo único que importa", comentó Blanco al tocar el tema de las victorias de los Gigantes sin un jonrón conectado desde aquel Juego 2 de la ronda divisional en Washington. "Mientras juguemos un juego inteligente, con buena defensa y bateo oportuno, es lo único que tenemos que hacer.

"Sólo nos preocupamos por ganar un juego sin importar lo demás, y así lo venimos haciendo".

El Juego 5 de la serie será el jueves a las 8:00 p.m. Hora del Este en los Estados Unidos, 5:00 p.m. local de San Francisco. Madison Bumgarner será el abridor de los Gigantes, mientras que Adam Wainwright lo será por los Cardenales.