Samson vaticina prosperidad en Marlins en el 2015

MIAMI - Tras años de incertidumbre, los Marlins están convencidos de que se avecina una época de estabilidad. En el terreno, el equipo logró 15 victorias más en el 2014 que en la temporada anterior. La percepción de la organización en la comunidad también está cambiando y dicho cambio se refleja en el número de abonados que renovaron para el 2015.

"Creo de verdad que es el momento de los Marlins de brillar en Miami", dijo el presidente del equipo, David Samson. "Tenemos una oportunidad única ahora mismo. Estamos mejorando dentro y fuera del terreno al mismo paso. Eso para mí es muy emocionante".

Los Marlins fueron una de las sorpresas en la Liga Nacional al terminar con una foja respetable de 77-85 un año después de registrar marca de 62-100. El club no quedó matemáticamente eliminado de la pelea por los Comodines sino hasta finales de septiembre.

Samson destacó que más fans están comprando abonos a estas alturas y que los abonados para el 2014 están renovando para la próxima temporada.

Internamente, los ejecutivos de la organización se preguntan qué hubiera sucedido si Giancarlo Stanton, candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, no hubiese sido golpeado en el rostro por un lanzamiento el 11 de septiembre. Perder a Stanton en un momento en que esperaban hacer una última puja por los playoffs fue demasiado para los Marlins superar.

En general, el club está consciente de lo que está construyendo. Todo apunta hacia arriba y Samson considera que la popularidad de los Marlins en el sur de la Florida va en ascenso.

"Se manifiesta en la gente que vienen al estadio y en la manera en que se divierten en el Marlins Park", dijo Samson. "Se nota en la forma en que disfrutan los juegos. Lo ves en la forma en que el equipo lucha por 27 outs. Se nota en el hecho de que el público se queda para los 27 outs porque nunca saben qué va a suceder".

Samson también considera que las penumbras de incertidumbre en las que ha estado hundida la franquicia por casi dos décadas están comenzando a desaparecer. Cuando Jeffrey Loria se convirtió en el propietario del club en el 2002, los Marlins todavía compartían el Sun Life Stadium con los Miami Dolphins, un equipo de la NFL, y no tenían garantía alguna de una sede propia.

En el 2012, los Marlins por fin se mudaron a su propio estadio, el Marlins Park, con todo y techo retractable.

"Con todas las distracciones que han acompañado a esta franquicia desde 1993 [la primera temporada del club], siento que ahora, 21 años después, por fin hay estabilidad", manifestó Samson.

La mejoría en el terreno demoró más de lo que el equipo esperaba, pero va por el camino indicado. El club recompensó al manager Mike Redmond con una extensión de contrato hasta la conclusión de la temporada del 2017.

Los resultados del equipo en el 2014 han alimentado el optimismo para la próxima temporada y en adelante.

"Al fin tenemos la oportunidad de crecer y disfrutar de un crecimiento continuo y sostenible", dijo Samson. "Eso es algo que ha franquicia nunca había tenido antes de que lo llegara ni en el tiempo que llevo aquí. Siempre faltaba algo. Siempre había algo que tenía que suceder primero.

"Lo único que falta ahora es tratar de clasificar para los playoffs. [El proceso] comenzó con el primer año al ser mejores que el año anterior. Y el próximo año, consiste en ser mejores que lo fuimos este año".