Juegos apretados a la orden del día en los playoffs

Juegos apretados a la orden del día en los playoffs

SAN FRANCISCO - Si hay algo que no ha faltado en esta postemporada, es drama. Los Reales lo han demostrado con sus tantas victorias en extrainnings. Los Cardenales han puesto de su parte con sus reacciones en los séptimos episodios.

Y los Gigantes tampoco se quedan atrás, con triunfos apretados en los playoffs, primero en Washington (18 innings, luego de estar a un strike de perder en el Juego 2 de la ronda divisional) y ahora en casa ante San Luis.

El martes, en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, la tropa de Bruce Bochy les ganó a los Cardenales a base de un buen primer inning de cuatro anotaciones y una buena última entrada, triunfando en 10 capítulos para irse arriba 2-1 en la serie.

"Estoy un poco mareado", dijo Bochy después de que su equipo ganara con un error en tiro del zurdo Randy Choate en el cierre del décimo episodio. "Estos son partidos bien luchados. No hacemos nada de la manera fácil".

Parece que nada ha sido fácil para nadie en octubre. Después del choque del martes, 12 de los 21 partidos de la presente postemporada se han decidido por la mínima, un 57%. Desde 1995-el inicio de la era del Comodín--el mayor porcentaje en ese sentido ha sido de un 39%.

Además, el encuentro del martes fue el sexto de estos playoffs que se decide en entradas extras. En sólo tres postemporadas (1995, ocho; 2003 y 2004, siete cada una) ha habido más.

En medio de todo eso, los Gigantes se encuentran con una ventaja de 2-1 en su serie vs. los Cardenales, a dos triunfos de alcanzar su tercera Serie Mundial en los últimos cinco años.

"Nunca se nos hace fácil la cosa en esos juegos", dijo el venezolano Pablo Sandoval, cuya joya defensiva ante un fuerte rodado de Matt Holliday evitó que San Luis se fuera arriba en la primera parte del décimo inning. "La verdad es que ésa es la manera en que ganamos esos juegos".

En ese sentido, San Francisco es un equipo similar a su contrario en esta serie. Los Cardenales ganaron su Serie Divisional 3-1 sobre los Dodgers, pero con un total de solamente tres carreras de ventaja global. Y los Gigantes eliminaron a los Nacionales en la primera ronda con tres triunfos por la mínima-y exactamente la misma cantidad de carreras anotadas que Washington en los cuatro choques.

"Es algo al que estamos acostumbrados", dijo Bochy. "Ellos (los Cardenales) también lucharon para (empatar el partido a 4-4). Así son estos dos clubes. Es nuestra forma. Jugamos en muchos partidos apretados.

"Estos dos equipos están luchando. Fue un gran juego de pelota".