S.F. vence a S.L. en la 10ma y toma ventaja de 2-1

S.F. vence a S.L. en la 10ma y toma ventaja de 2-1

SAN FRANCISCO -- Lanzamientos descontrolados del pitcher, tiros errados a las almohadillas, un maratón de 18 entradas. Estos Gigantes, avezados en los playoffs, encuentran las formas más extrañas de ganar en otro octubre muy especial.

Un mal tiro del relevista Randy Choate tras un toque de pelota del venezolano Gregor Blanco en la décima entrada derivó en que San Francisco superara el martes 5-4 a los Cardenales de San Luis y tomara una ventaja de 2-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

"Todos preguntan, `¿cómo logran esto los Gigantes? ¿Cómo ganan juegos?'", comentó Blanco. "Simplemente creemos en nosotros y jugamos como un grupo unido".

Brandon Crawford gestionó un boleto en ocho lanzamientos de Choate al comienzo del episodio. Con ello terminó una racha de 16 Gigantes retirados en fila desde que Tim Hudson pegó un sencillo en la cuarta entrada, con dos outs.

Luego de que falló en dos intentos de sacrificio, el dominicano Juan Pérez conectó un sencillo, lo que trajo a Blanco a la caja de bateo.

El venezolano envió su primer toque a terreno de foul, pero luego dirigió la pelota hacia la izquierda del montículo, y el tiro de zurda de Choate se fue por encima del intermedista Kolten Wong, quien había cubierto la inicial.

"No conseguimos nada fácilmente", dijo el manager de los Gigantes, Bruce Bochy. "Quizás tuvimos un poco de suerte aquí con Pérez, cuando no pudo realizar su toque y logró un sencillo. Pero lo que hizo Blanco fue una belleza... No sé si puede hablarse de suerte con un toque tan bueno y con tanta velocidad que terminó presionándolos".

Randal Grichuk había empatado el encuentro con un jonrón solitario en el séptimo inning, para poner fin a la labor de Hudson.

El cuarto juego de esta serie a un máximo de siete enfrentamientos se realizará el miércoles por la noche. Ryan Vogelsong lanzará por los Gigantes, contra el también derecho Shelby Miller.

Choate se culpó por la derrota. Consideró inexplicable su falla, al destacar que ha practicado el fildeo durante décadas.

Blanco "hizo exactamente lo que yo quería que hiciera", dijo el pitcher. "Era fácil. La pelota estaba ahí y yo simplemente la envié muy lejos. Esa pelota llegó justo a donde yo estaba".

La victoria, que dejó a los Cardenales sembrados en el terreno, llegó 12 años después de la fecha en que un sencillo de Kenny Lofton en el noveno capítulo resolvió la Serie de Campeonato de 2002 frente a los propios Cardenales. Los Gigantes fueron a la Serie Mundial.

Asimismo, San Francisco ganó en el día en que Willie McCovey, miembro del Salón de la Fama, sorprendió a los peloteros con su regreso al parque, luego de permanecer hospitalizado por una infección.

"¿Hay alguna regla que indique que no podemos conectar un jonrón", bromeó el manager Bruce Bochy, sentado en la silla de su oficina, en referencia a los extraños triunfos de los Gigantes.

En el duelo decisivo de la serie de división ante Washington, Joe Panik anotó la carrera de la ventaja gracias a un wild pitch de Aaron Barrett con las bases llenas. Esa victoria llegó después de otra en un maratón de 18 innings.

San Luis, que jugó sin su receptor boricua Yadier Molina --aquejado por un tirón abdominal--, tuvo sus oportunidades. Desperdició un doblete de Wong en el segundo acto, antes de que aportara un triple de dos carreras, con ayuda del viento, en el cuarto.

El boricua Javier López sacó los dos primeros outs del décimo inning, antes del sencillo de Jon Jay. Ése fue apenas el tercer indiscutible de un bateador zurdo ante López desde 2010, cuando llegó a San Francisco.

Dos de esos hits han corrido a cargo de Jay en la serie.

Sergio Romo subió al montículo y retiró a Matt Holliday mediante un rodado a la antesala. El venezolano Pablo Sandoval tomó la pelota y tiró a primera.

Molina, quien sufrió el tirón en el músculo oblicuo izquierdo en el segundo juego, comenzó a calentar en el bullpen con Trevor Rosenthal, en la novena entrada, pero no ingresó al terreno.

Por los Cardenales, el dominicano Jhonny Peralta de 4-1 con una impulsada.

Por los Gigantes, los venezolanos Blanco de 4-0, Sandoval de 3-1 con una anotada. El dominicano Pérez de 2-1.