Grégor Blanco ha vuelto a ser clave en los Gigantes

Grégor Blanco ha vuelto a ser clave en los Gigantes

SAN FRANCISCO - Para muchos aficionados de los Gigantes de San Francisco, la imagen más recordada de Grégor Blanco fue cuando el venezolano hizo una atrapada espectacular para preservar un juego perfecto de Matt Cain en junio del 2012.

Pero los aportes de Blanco han ido mucho más allá de aquel momento tan brillante en la historia del equipo de la Bahía. Desde esa temporada del 2012, el "Tiburón Blanco" ha sido de mucha utilidad como veloz jardinero con las amplias dimensiones del AT&T Park, además de su rol como primer bate cuando ha surgido la necesidad.

En la recta final del 2014 dicha necesidad fue enorme, ante la ausencia del lesionado guardabosque central de los Gigantes, el boricua Ángel Pagán. Una vez más, Blanco ha cumplido en un equipo que aspira a alcanzar su tercera Serie Mundial en los últimos cinco años.

"Es algo grande contar con un muchacho como Grégor, quien es tan talentoso en la parte defensiva y que también tiene experiencia como primer bate", dijo el manager de San Francisco, Bruce Bochy. "Cuando pierdes a alguien como Pagán, necesitas a un muchacho que llene sus zapatos, y ésos son zapatos bastante grandes de llenar".

Al hablar de sus aportes en los Gigantes desde el 2012 y su rol específico como jardinero central y primer bate de la escuadra en este momento tan importante, Blanco afirma que nada ha sido fácil para él.

"Es trabajo", dijo el veterano de 30 años. "Es bastante trabajo y (aprovecho) la ayuda de mis coaches. Siempre estoy pendiente de las cosas que me dicen, más que todo en la parte defensiva.

"(El instructor panameño) Roberto Kelly y mi persona siempre estamos trabajando en ese aspecto, más que todo jugando mi centerfield. Es increíble cómo podemos trabajar juntos, tanto en la parte defensiva como la parte ofensiva mía".

Otro aspecto en que ha sido de gran ayuda Blanco desde septiembre es su presencia al lado de Travis Ishikawa, un primera base que ha sido instalado como jardinero izquierdo ante la ausencia de Michael Morse. Aunque Morse ya está integrado nuevamente al roster de los Gigantes, Ishikawa ha seguido en la titularidad del puesto. Y con su poca experiencia en las praderas, el apoyo de Blanco allí ha sido crucial.

"Es enorme", dijo Ishikawa sobre la importancia de tener a Blanco a su izquierda. "Lo he visto en el último par de semanas desde que estoy ahí, y él alcanza todo de canal a canal. Obviamente, eso hace las cosas más fáciles para mí. No tengo que preocuparme por cubrir tanto terreno.

"Grégor hace un gran trabajo", continuó Ishikawa. "No se trata solamente de los batazos en los canales, sino lo que hace antes de cada pitcheo. Él me llama y me dice cómo posicionarme. Conoce a (los bateadores contrarios) mejor que yo".

Blanco, firmado por San Francisco después de ni siquiera jugar en Grandes Ligas en el 2011, ha sabido aprovechar cada oportunidad desde el 2012 y, de paso, ganó un anillo de campeón con el equipo ese año.

"Grégor tiene esa experiencia", comentó Bochy. "Lo ha hecho anteriormente y ha dado la cara en diferentes momentos para nosotros, no sólo este año, sino en el pasado.

"Es bastante positivo tener otro primer bate y jardinero central que pueda jugar defensa como lo hace Grégor".

Ahora el nacido en Caracas busca ayudar a los Gigantes a volver a alcanzar la gloria.

"(Estoy) feliz y contento de estar aquí otra vez en los playoffs", dijo Blanco. "Es algo impresionante, un sueño hecho realidad para todos nosotros.

"Me siento bien aquí y contento de estar en la familia de los Gigantes".