Todo a favor de los Reales en la SCLA ante Baltimore

KANSAS CITY, Missouri -- Garra y perseverancia. Esas son las dos características que definen a los Reales de Kansas City, transformados en un equipo incontenible en los playoffs por obra y gracia de su capacidad de crecerse en los últimos innings.

Esas son las dos características que los Orioles de Baltimore precisan emplear si quieren seguir vivos en la postemporada.

Después de ganar los primeros dos partidos de la serie de campeonato en la Liga Americana en Camden Yards, un parque propicio para batear jonrones, los Reales regresan al espacioso Kauffman Stadium en procura de otro par de victorias que les depositen en la Serie Mundial en su primera postemporada desde que salieron campeones en 1985.

El tercer juego será el lunes, con dos adicionales en Kansas City, el último en caso que sea necesario. Y los Orioles quieren disputar todos los que sean posibles.

"Hay que ganar cuatro juegos", dijo el piloto de Baltimore Buck Showalter. "Hay que evitar perder tres. Es una manera de simplificar las cosas. Pero la cuestión es que los equipos que se destacaron durante la temporada regular, también lo hicieron como visitantes".

Fuera de casa, los Orioles tuvieron una decente foja de 46-35. Ese registra al dominio que exhibieron de locales. Y ahora su pelotón de artilleros que conforma la alineación deberá desaparecer pitcheos en uno de los estadios menos favorables para el bateo de largo metraje en las mayores. Es un parque que se presta para los dos fuertes de los Reales: pitcheo y defensa.

Los Orioles también tendrán que hacer algo histórico. Desde que el formato del mejor de siete juegos fue incorporado hace 29 años, ninguno de los 11 previos equipos que perdieron en casa los primeros dos juegos de la serie de campeonato pudo alcanzar la Serie Mundial.

"Somos hombres adultos", respondió el jardinero de los Orioles Adam Jones cuando se la preguntó si habrá algún tipo de discurso especial para levantar el ánimo previo al juego. "Vamos a afrontarlo como todos los juegos de la temporada".

Wei-Yin Chen abrirá por Baltimore contra Jeremy Guthrie, ex de los Orioles.

Mientras los Orioles intentan algo inédito en los playoffs, Kansas City sigue dejando huella.

El mismo equipo que a fines de julio languidecía con foja por debajo de .500 ahora es invencible cuando un momento alcanza su punto de ebullición. Los Reales se convirtieron en el primer equipo en la historia de las mayores que gana cuatro juegos de playoffs en extra innings, al vencer por 8-6 en 10 episodios a los Orioles en el primer juego. Y luego añadieron otro capítulo en una postemporada memorable al ganar el segundo juego.

Después que los Orioles remontaron para empatar el partido, Alcides Escobar conectó un doble en el noveno que trajo la carrera de la victoria por 6-4.

"Durante los últimos años hemos disputado varios partidos reñidos", dijo el cerrador de los Reales Greg Holland. "La razón de que estamos aquí es que aprendimos a ganar esta clase de juegos. Uno se acostumbra y te convences que puedes".