Zona de strike ha acaparado atención en estos playoffs

NUEVA YORK -- John Lackey lanza un slider y la pelota pasa por debajo de las rodillas de Pablo Sandoval, cerca del borde interior del plato. El gráfico animado en la televisión muestra que la bola apenas tocó un recuadro virtual.

¿Qué decide el umpire, bola o strike?

La zona de strike está acaparando la atención en esta postemporada. Y dado que no se permite el uso de la repetición para enmendar los errores, estas decisiones están generando todo tipo de disputas.

Lorenzo Cain, de los Reales, se disgustó cuando Tim Timmons le cantó el tercer strike. Matt Kemp, de los Dodgers, hizo lo propio con Dale Scott. El venezolano Asdrúbal Cabrera, de los Nacionales, azotó su bate y su casco, lo cual le valió que Vic Carapazza lo expulsara.

"Cuando lanzamos, no tenemos ese cuadro virtual", dijo el zurdo de Kansas City, Danny Duffy. "Estos umpires están en este trabajo por una razón. Todos tenemos una idea bastante buena de la zona de strike, pero estoy seguro de que el umpire detrás del plato tiene una mejor idea que nosotros".

"Uno simplemente lanza hacia donde piensa que está la zona", comentó.

Veinte años atrás, varios umpires veteranos tenían su propia definición de la zona de strike, y esas preferencias eran más o menos conocidas. A algunos les gustaban los lanzamientos bajos y a otros los altos.

Hace una década, la idea predominante indicaba que no eran strike los lanzamientos que iban arriba de la cintura o abajo de las rodillas. En cambio, los umpires mostraban más tolerancia con las pelotas que iban un tanto afuera, en un punto en que los bateadores todavía podían alcanzarlas.

Actualmente, las Grandes Ligas registran cada lanzamiento y suelen entregar a los umpires un reporte sobre lo observado, unas 12 horas después del juego. Así, los conceptos sobre la zona de strike se han unificado más.

Pero en una era en que muchas decisiones de los umpires pueden verificarse con la repetición en video, las mayores han insistido en que la marcación de bolas y strike debe correr por cuenta de una persona, no de una máquina. Asimismo, esas decisiones no pueden impugnarse.

Eso no impide que surjan disputas. Los managers y peloteros han expresado varias protestas al respecto.

¿Qué es exactamente un strike?

El reglamento señala que es un lanzamiento donde "cualquier parte de la pelota pasa por cualquier parte de la zona de strike".

Sin embargo, algunos umpires buscan algo más. Digamos que la mitad de la pelota toca la zona de strike en la mitad del tiempo que le lleva cruzar el plato, de 17 pulgadas de ancho y 17 de profundidad.

Ahora, intente localizar la recta de 100 millas por hora de Yordano Ventura o el sinker de Tim Hudson en menos de medio segundo.

Por todas las cámaras sofisticadas y toda la matemática que se emplea para el despligue de la zona, hay otro elemento en juego: el receptor.

Yadier Molina, el estelar receptor de los Cardenales, suele conseguir strikes para su pitcher por su habilidad para atrapar la pelota, sobre todo en los lanzamientos afuera, debido a que los umpires tienden a colocarse en la esquina de adentro, dándoles una vista sin obstrucción.

El trabajo del cátcher para hacer ver un pitcheo malo como bueno puede marcar toda la diferencia. Si es demasiado obvio al mover un poco el guante, podría convencer al umpire que fue demasiado afuera. Si mantiene el guante sin mover, podrá hacer ver que el pitcher tiró directo al objetivo y logrará el strike cantado.

Con frecuencia, la reacción del bateador ofrece una buena indicación sobre si el lanzamiento fue bueno o malo. A menudo, en esta postemporada, varios de esos pitcheos fueron cantados como bola, sin que el bateador, lanzador y cátcher se inmutaran, mientras que los fanáticos rugían por el strike.

Otros pitcheos, sin embargo, provocaron polémicas. Especialmente los que lucen muy afuera por televisión y que acaban como el tercer strike.

"Creo que es lo más certero que se puede", comentó el toletero de los Reales Billy Butler. "No es 100 por ciento certero, pero determinar la zona de strike es algo complicadísimo".

"Es por eso que los mejores umpires pueden cometer un error, pueden equivocarse como nosotros", añadió.