Steverson destaca impresionante año de J. Abreu

Steverson destaca impresionante año de J. Abreu

GLENDALE, Arizona -- La increíble primera temporada del inicialista cubano de los Medias Blancas, José Abreu, se perfila muy pronto a ser reconocida con el premio al Novato del Año de la Liga Americana.

También solamente le tomó un año al cañonero para establecerse como una pieza angular en los Patipálidos.

"Obviamente es peligroso con el bate", señaló el coach de bateo de Chicago, Todd Steverson, acerca de Abreu. "Por eso cuando tienes un bateador de esa clase en tu alineación, debes comenzar a pensar qué otros jugadores debemos tener para respaldarlo".

"Ya ha demostrado que puede tener buenos resultados aquí. Si puede repetir esa actuación, que será lo más difícil para él de ahora en adelante, porque ya no es un secreto lo que puede hacer. Entonces la clave será tener la mentalidad de repetir lo hecho y rodearlo con jugadores que le permitan hacer lo mismo que consiguió esta campaña".

Abreu encabezó a todos los toleteros de las Grandes Ligas con su porcentaje de slugging de .581 y terminó detrás del venezolano Víctor Martínez con un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .964. Sus 36 cuadrangulares fijaron un récord para un novato de los Medias Blancas y dejó a Abreu compartiendo con Mike Trout el tercer lugar de la Liga Americana en dicha categoría. Sus 107 impulsadas colocaron a Abreu de cuarto y fue quinto en el Joven Circuito con su promedio de .317.

El balance en estas estadísticas respaldaron el hecho que se convirtió evidente con el progreso de sus 145 partidos: Abreu es una fuerza ofensiva completa, y no solamente es un cañonero. Después de volarse la cerca 25 veces tras el final de junio, despertando la posibilidad de que llegara a los 50 jonrones en su primer año de Grandes Ligas, Abreu pegó un total de 11 bambinazos en los últimos tres meses.

De aquellos 11 cuadrangulares, dos de ellos llegaron en agosto, tres en septiembre y solamente uno del 23 de agosto al final de la campaña regular. No cabe duda de que su primer intento a una temporada de 162 juegos tuvo un impacto en Abreu, pero incluso cuando tuvo problemas con su poder, Abreu bateó .374 en julio, .376 en agosto y .298 en septiembre.

Steverson indicó que los oponentes se dieron cuenta de que Abreu era el jugador en la alineación de los Medias Blancas que tenían que evadir, así que el primera base no estaba viendo buenos lanzamientos. Steverson agregó que Abreu fue el que puso la atención sobre su baja de poder al final del año.

"En mi opinión él fue que hizo que todos pensaran así", manifestó Steverson. "Si estuviera bateando .275 con 25 jonrones o hubiera terminado con .275 y 25 vuelacercas y no tuviera un promedio de .300 y todo eso, nadie se hubiera fijado en su descenso".

Junto a sus excelentes resultados sobre el terreno, Abreu desmostró una personalidad de alta calidad y ser un trabajador incansable que siguió una rutina diaria específica. A Steverson no le preocupa que tenga problemas para seguir esa rutina en la temporada muerta, señalando que el inicialista ya tenía bastante experiencia al llegar el fin de la temporada.

Sus ejercicios no son extenuantes, sino detallados. Pero Abreu logró acoplarse en medio del año y hasta supo manejar toda la atención de la prensa tras su gran desempeño.

"Todos quieren hablar con él, y eso no le permite ir a la jaula de bateo cuando quiere", dijo Steverson. "Creo que su mayor ajuste tuvo que ser el balancear eso con su enfoque en el juego".

Los Medias Blancas ya conocen muy bien a Abreu. Ahora simplemente deberán complementar y proteger su producción durante la próxima temporada.

"Tiene una mentalidad ganadora y solamente quiere triunfar", manifestó Steverson acerca de Abreu. "Espero que podamos rodearlo con buenas piezas".

"Adam Eaton ha hecho un gran trabajo. Conor Gillaspie surgió y tuvo buenos resultados. Fue excelente contar con [el venezolano] Avisaíl García y sus buenos turnos al bate al final de la temporada. El tener estas piezas de cara al futuro te llena de optimismo".