Visión de DeWitt se ve plasmada en el éxito de S.L.

SAN LUIS -- Cuando se convirtió en el dueño mayoritario del equipo en 1996, Bill DeWitt Jr. aplicó su visión de éxito sostenido y comenzó con una reestructuración organizacional que ha convertido a los Cardenales casi en un fijo en postemporada desde el inicio de este siglo.

Bajo la propiedad de DeWitt, los Cardenales han calificado a los playoffs en 12 ocasiones, avanzado a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 10 veces y disputado la Serie Mundial en cuatro temporadas diferentes. Sus 63 victorias en postemporada, que incluyen el triunfo del martes por 3-2 sobre los Dodgers en el Juego 4 de la SDLN, desde el 2000 representan la mayor cantidad para cualquier equipo.

Esta es la primera vez bajo el mando de DeWitt o cualquier otro propietario que los Cardenales avanzan a la SCLN en cuatro temporadas consecutivas. Nunca antes los Cardenales habían calificado a la postemporada en cuatro años seguidos.

"Hacerlo por cuatro años se manera consecutiva es impresionante", dijo DeWitt. "Este es un gran equipo. [El gerente general John Mozeliak] ha hecho un gran trabajo armando este roster, y Mike [Matheny], en sus primeras tres campañas ha llevado a este equipo a la SCLN tres veces seguidas. Es realmente algo especial".

Desde la implementación de las Series de Campeonato, ningún otro manager novato en la historia de Grandes Ligas ha llegado tan lejos con su club en sus primeras tres temporadas.

"Creo que Mike ha hecho un estupendo trabajo", reconoció Mozeliak. "Llegó para reemplazar a Tony La Russa, quien acababa de ganar un título de Serie Mundial, pero cuenta con esa presencia que lo caracteriza. Sabe bien de qué está conformado su clubhouse y lo acepta tal y cual".

Mozeliak, quien asumió el puesto de GG en octubre de 2007, ha ayudado a armar escuadras que han ganado 90 o más juegos cuatro veces en siete años bajo su tutela. Los dos años en los que los Cardenales no avanzaron a la postemporada bajo su mando, el club aún ganó 86 partidos.

Incluso antes de suceder a Walt Jocketty como GG, Mozeliak ya mantenía la misma visión de DeWitt de construir el núcleo del equipo desde adentro. Diecisiete peloteros del roster de playoff de los Cardenales en la SDLN fueron talento hecho en casa. El GG ayudó a traer a otras piezas clave mediante contrataciones en invierno (el dominicano Jhonny Peralta, Pat Neshek) y canjes a mitad de campaña (John Lackey).

"No he tenido tiempo de sentarme y analizar lo que todo esto significa históricamente, pero creo que se trata realmente de un testimonio para nuestra organización", manifestó Mozeliak. "Queríamos asegurarnos de que podíamos lograr esto de manera interna y contar con la profundidad para ser un equipo exitoso armando el roster desde dentro de nuestra organización. Ahora están viendo el resultado de todo ese proceso".