Talento cultivado en casa ha sido la clave de S.L.

Talento cultivado en casa ha sido la clave de S.L.

SAN LUIS -- Actores distintos, igual resultado triunfante para los Cardenales de San Luis, que están en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por cuarto año consecutivo.

Del plantel que conquistó la Serie Mundial en 2011, sólo cinco peloteros participaron con los Cardenales en la recién concluida serie de división, que San Luis ganó en cuatro encuentros a los Dodgers de Los Ángeles.

Dieciséis jugadores derrotados en el Clásico de Otoño de 2013 ante Boston siguen en el equipo.

"Queríamos cerciorarnos de hacer algunas cosas en el nivel interno y de contar con las variantes para ser exitosos. Buscamos construirnos desde adentro", dijo el gerente general John Mozeliak el martes por la noche, en medio de la lluvia de champaña que conmemoraba otro logro. "Ahora podemos ver que todo esto da frutos".

Quince de los 25 jugadores activos en la serie contra los Dodgers fueron seleccionados en el "draft", la mayor cifra entre los 10 equipos que avanzaron a los playoffs. Junto con el ahorro que representa el apostar a tantos jóvenes, la medida fomenta la camaradería, pues muchos peloteros van evolucionando juntos.

"Aquí está ocurriendo algo muy especial", consideró Matt Carpenter, el primer bate, quien fue seleccionado en la 13ra ronda del reclutamiento de 2009. "Todos esperamos ganar y divertirnos de verdad".

Shelby Miller, de 23 años, cumplió su primera apertura de por vida en la postemporada, y lo hizo nada menos que en el encuentro que resultó definitivo. Ha formado parte de tres equipos que participaron en los playoffs.

"Todos los días nos dicen que no consideremos el éxito como algo asegurado. Esta postura nunca caduca", dijo Miller.

Matt Adams, seleccionado en la 23ra ronda en 2009, está en su primera campaña com primera base titular. El trabajo adicional para batear curvas lanzadas por la máquina le dio resultado. El martes, encontró uno de esos lanzamientos de Clayton Kershaw para un jonrón de tres carreras que significó la ventaja.

Ahora resulta que a San Luis incluso le ayudó la salida del dominicano Albert Pujols, tres veces nombrado el Jugador Más Valioso de la Nacional. Además de utilizar una selección cedida por los Angelinos de Los Ángeles para reclutar al lanzador Michael Wacha (en el 19no sitio del "draft" de 2012), Mozeliak destinó el dinero que se le hubiera pagado a Pujols para financiar una nómina que incluye sólo cuatro salarios de más de ocho millones de dólares.

Esos jugadores mejor remunerados son el pitcher Adam Wainwright (19,5 millones de dólares); el jardinero estelar Matt Holliday, electo al Juego de Estrellas (17 millones); el boricua Yadier Molina, receptor galardonado con el Guante de Oro (15 millones), y el dominicano Jhonny Peralta, campocorto y toletero destacado (15 millones).

"Por eso firmé un contrato con los Cardenales. Desde luego que yo quiero ser campeón", dijo Peralta, uno de sólo tres agentes libres cotizados con los que cuenta la nómina de 25 jugadores de San Luis.

Carpenter encabezó un resurgimiento del bateo en un equipo que conectó apenas 105 vuelacercas durante la temporada --el 29no lugar en las mayores, sólo arriba de Kansas City. El antesalista sonó un cuadrangular en cada uno de los tres primeros encuentros frente a los Dodgers.

"Pienso que Stan Musial anda en algún lugar dentro de él", dijo el manager de los Dodgers, Don Mattingly, durante una entrevista televisiva realizada en el encuentro del lunes.

El plantel de los Cardenales incluye a varios peloteros que ascendieron rápidamente en el sistema de sucursales.

Marco Gonzales, zurdo seleccionado en la primera ronda en 2013, tuvo una foja de 2-0 como relevista en la serie de división. Wacha debutó la campaña anterior, menos de un año después de su reclutamiento, y fue el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

El intermedista novato Kolten Wong (2011) y el pelotero de cuadro Pete Kozma (2007) fueron reclutados también en la primera ronda. Lance Lynn (2008) fue una selección complementaria también en la ronda inicial.

Pero el cerrador Trevor Rosenthal llegó en la 21ra ronda de 2009, como la selección número 639. Adams debió esperar dos rondas más y fue el número 699.

"Tuvimos mucha suerte", reconoció Mozeliak.