José Oquendo con un rico historial en los Cardenales

José Oquendo con un rico historial en los Cardenales

SAN LUIS -- Con la disminución de la producción ofensiva de los Cardenales del 2013 al 2014, no fue tan fácil repetir como campeones de la División Central de la Liga Nacional.

Después de encabezar el Viejo Circuito en carreras anotadas con 783 hace un año, San Luis bajó a 619 anotaciones para un décimo lugar en el Viejo Circuito.

Entonces, los pupilos de Mike Matheny dependieron este año de su excelente pitcheo abridor y una sólida defensa. Uno de los más responsables de ese último aspecto del juego es el puertorriqueño José Oquendo, coach de tercera e instructor de los infielders de los Cardenales.

"José es una de las personas del béisbol más talentosas que he conocido", dijo Matheny. "Mucho se ha hablado de nuestra mejoría defensiva, y mucho de eso tiene que ver con el posicionamiento. José ha hecho un gran trabajo.

"No creo que mucha gente te vaya debatir que él es uno de los mejores instructores del cuadro en el juego", continuó el piloto, cuyo equipo cometió 88 errores en la campaña regular, la cuarta menor cantidad en la Liga Nacional. "El trabajo sin descanso, además de la acumulación de datos y la adaptación, pues con eso creo que hemos visto el beneficio en nuestra defensa".

Oquendo, por supuesto, es una leyenda en los predios de los Cardenales. Jugó 10 años por el equipo de San Luis de 1986 a 1995. Conocido como el "Arma Secreta" por su versatilidad, el torpedero natural llegó a jugar cada posición-incluyendo pitcher--a la defensa menos cátcher (que agregaría a su currículum al año siguiente) por la escuadra del manager Salón de la Fama Whitey Herzog en 1987, campaña en que los Cardenales conquistaron el banderín de la Nacional y quedaron a una victoria de coronarse campeones de la Serie Mundial.

"(Son) buenos recuerdos", le dijo Oquendo a LasMayores.com al referirse a aquella temporada de 1987. "Fue una temporada estupenda, una serie fuerte contra los Gigantes (en la Serie de Campeonato). Pasamos a la Serie Mundial con el equipo de Minnesota. No ganamos, pero fue una serie muy buena, los dos equipos ganaron en su parque. Minnesota nos ganó la serie, pero fue una buena temporada".

Como instructor, Oquendo volvió a la organización de San Luis en 1999 como coach de la banca con el dirigente Tony La Russa. Y desde el 2000, es coach de tercera del equipo.

"Lo que significa para nosotros en la tercera base no tiene precio", dijo Matheny. "Él ve cosas en medio de un juego. Es muy agresivo y hace un buen trabajo a la hora de entender a cada jugador como individuo, además de la situación".

De 1980 al 2011, los Cardenales tuvieron tres managers: Herzog, Joe Torre y Tony La Russa-todos exaltados al Salón de la Fama. Matheny, dirigente del equipo desde el 2012, jugó para La Russa en la primera parte de la década pasada. Pero la única figura que ha sido parte de equipos de cada uno de los tres inmortales de Cooperstown es Oquendo, como jugador y coach.

En ese sentido, Oquendo es una de las personas más inculcadas e inculcadoras del denominado Cardinal Way (Manera de los Cardenales): Jugar con buenos fundamentos y con inteligencia, desde los primeros niveles de liga menor hasta el equipo grande.

"Para mí es un orgullo vestir este uniforme", manifestó Oquendo, quien en San Luis ha ganado dos anillos como coach, jugó en una Serie Mundial como jugador y ha participado en cuatro más como instructor. "Yo llevo ya muchísimos años y siempre le tengo respeto al uniforme y a la organización que me ha mantenido trabajando todos estos años. Es una segunda casa".

Matheny ha visto eso de cerca, primero como jugador y ahora como manager.

"Él es uno de esos Cardenales de mucho tiempo que ha podido pasar mucho tiempo gente del mundo de los Cardenales como Dave Ricketts, George Kissell, Tony La Russa, Whitey Herzog, Joe Torre y esos nombres legendarios que han impactado a esta organización y han ayudado a desarrollar la cultura que sigue hasta hoy en día", expresó el actual capataz del equipo. "Hace falta gente que haya pasado tiempo con esos grandes nombres para comunicar algunas de esas grandes lecciones".