John Lackey pretende seguir su dominio en octubre

SAN LUIS - La última vez que los Cardenales vieron lanzar en postemporada a John Lackey, el veterano les ganó en el Juego 6 de la Serie Mundial del año pasado para ayudar a los Medias Rojas a coronarse campeones.

Ahora, casi 12 meses después, San Luis quiere que ese pedigrí de octubre que trae el derecho veterano sea a su favor, en el Juego 3 de su Serie Divisional contra los Dodgers el lunes con las hostilidades igualadas a una victoria por bando.

"La presión no es nada nuevo para Lackey, lo cual es parte del motivo por el que estaremos emocionados de verlo pitchar en el Juego 3", dijo el manager de los Cardenales, Mike Matheny. "Este es un escenario en el que ya ha estado, y lo hemos visto triunfar en este escenario".

Lackey fue adquirido por San Luis desde Boston en la fecha límite de cambios del 31 de julio de este año, por Allen Craig y Joe Kelly. El diestro de 35 años fue el lanzador ganador del Juego 7 de la Serie Mundial del 2002 como novato de los Angelinos, además de su momento de gloria la postemporada pasada en el Fenway Park vs. los Cardenales.

En total, Lackey lleva efectividad de por vida de 3.03 en 19 partidos y 104.0 innings de playoffs/Serie Mundial.

"Definitivamente me da orgullo eso", dijo Lackey sobre su historial en postemporada. "Quiero lanzar bien en esta época del año. Pero las cosas que he hecho en el pasado no me van a ayudar (el lunes). Todos los juegos son importantes a esta altura del año".

Lackey tuvo resultados mixtos en sus dos meses con los Cardenales después del canje. Su récord por San Luis fue de 3-3 con promedio de carreras limpias de 4.30 en 10 aperturas, parte de un 2014 con marca global de 14-10 y 3.82 en 31 salidas.

Entre agosto y septiembre, Lackey dijo que sufrió del denominado "brazo muerto", una especie de cansancio que en un momento determinado de la temporada padecen algunos veteranos.

Sin embargo, en las últimas dos presentaciones de Lackey en la campaña regular-el 19 de septiembre contra los Rojos y el día 24 ante los Cachorros-el oriundo de Texas permitió apenas tres carreras en 14.1 entradas, con 13 ponches y sólo cuatro bases por bolas.

"Creo que vimos un material diferente, un poco más afinado", dijo Matheny al referirse a las últimas dos aperturas de Lackey en septiembre. "Algunos muchachos pasan por eso del "brazo muerto" en los entrenamientos, otros en junio y otros en septiembre. Y él estaba un poco muerto.

"Fue bueno ver su repunte".

Ahora, aparentemente recuperado de sus problemas, la otra interrogante es cómo reaccionará Lackey al no tirar en un juego desde ese 24 de septiembre. El mismo lanzador afirma que se ha mantenido afinado con sus sesiones del bullpen y que el brazo está en buenas condiciones.

"Ha sido un buen descanso", expresó. "Me sentí muy bien durante mi último par de salidas en la temporada regular. El brazo no debe de ser un problema. Habrá mucha adrenalina y creo que me sentiré bien.

"Es increíble cómo suceden las cosas en esta época del año. Voy a tirarle con todo. Esto no es temporada regular. No vamos a guardar nada".