Van Slyke, parte del folklor entre Dodgers y Cardenales

Van Slyke, parte del folklor entre Dodgers y Cardenales

SAN LUIS -- Los Dodgers y los Cardenales tienen un amplio historial como rivales en playoffs, sobre todo desde el 2004. En las últimas 11 temporadas, Los Angeles y San Luis se han medido cuatro veces en octubre, incluyendo la Serie Divisional del 2014, igualada a una victoria por bando en estos momentos.

Pero la primera vez que chocaro en postemporada estas franquicias -- dos de las más tradicionales y ganadoras en la historia de la Liga Nacional -- fue en 1985, en la Serie de Campeonato del Viejo Circuito.

Aquella fue una serie bien luchada que incluyó figuras como los dominicanos Pedro Guerrero y Mariano Duncan, además del mexicano Fernando Valenzuela, del lado de los Dodgers. En los predios de los Cardenales se encontraba el quisqueyano Joaquín Andújar y el boricua Iván de Jesús.

En el 2014, casi 30 años después de esa serie, hay un nombre que hacer recordar el momento determinante de aquella batalla por el banderín de la Nacional.

Resulta que Scott Van Slyke, jardinero suplente de los Dodgers, es hijo de Andy Van Slyke, quien era jardinero derecho de San Luis para esa época.

El 16 de octubre de ese 1985, en el Juego 6 y abajo 3-2 en la serie, Los Angeles ganaba el partido 5-4 en la primera parte del noveno inning con la oportunidad de obligar un séptimo choque en casa. Con dos corredores a bordo, San Luis tenía en la caja de bateo a Jack Clark, su mejor toletero de ese año. El manager de los Dodgers, Tom Lasorda, tenía en la lomita a Tom Niedenfuer, su mejor relevista.

Estando la primera base desocupada, las cámaras de televisión captaron a Lasorda en el dugout preguntando si debía pitcharle a Clark o darle la base con un out para lanzarle a ese #$@$# Van Slyke, quien se encontraba en el círculo de espera.

Calentaba en el bullpen de Los Angeles el zurdo Jerry Ruess por si acaso, pero Niedenfuer había dominado a Clark dos innings antes.

Lasorda optó por lanzarle a Clark, quien le dio al primer pitcheo de Niedenfuer para cuadrangular de tres carreras. Siempre se recuerda la imagen de Guerrero estrellando su guante de rabia en el jardín izquierdo al ver el batazo. Y los Cardenales celebrarían su pase a la Serie Mundial.

Ahora Scott Van Slyke, vistiendo el azul de los Dodgers, siempre tiene que escuchar la historia-aunque ni siquiera había nacido para ese entonces.

"Tommy me lo menciona casi cada vez que me ve durante esta época del año", dijo Scott, quien bateó .297 con 11 jonrones y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .910 en 98 juegos y 212 turnos oficiales en el 2014 por los Dodgers. "Mi papá realmente no pone el tema".

A Lasorda le dolió mucho el resultado de aquel partido, por supuesto. Pero tres años después, se adjudicaría su segundo título al mando de los Dodgers, en medio de una carrera que le valió un lugar en el Salón de la Fama de Cooperstown.

"Creo que al ganar otra Serie Mundial después de eso, ya no le angustia", expresó Van Slyke, quien nació en julio de 1986. El guardabosque también cuenta que Lasorda siempre dice que, a pesar del resultado, cree que tomó una decisión bien fundamentada al lanzarle a Clark.

"Pitcharle a Clark estando mi papá en el círculo de espera… las cosas pudieron haber salido igual de haber optado por otra estrategia. Tommy cree que fue la decisión correcta".

El pasado ya es pasado. Ahora el Van Slyke de esta serie Dodgers-Cardenales se viste de azul. Y el joven Van Slyke quiere un resultado diferente al de aquel 1985.