Reales están en posición de amarrar la SDLA en casa

Los Reales dormirán en sus camas cómodamente el sábado.

Soñarán con avanzar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana y saldrán al terreno el domingo para disputar el Juego 3 de la Serie Divisional del Joven Circuito con la esperanza de convertir sus fantasías en realidad.

Así es. El equipo de béisbol favorito de Kansas City va camino a casa y es un gran momento para ser fanático de los Reales. Prepárate, Misuri. Podría ser el momento de celebrar como si estuviésemos en 1985.

Con la victoria el viernes contra los Angelinos por pizarra de 4-1 en el Juego 2 de la SDLA, los Reales se encuentran a apenas un triunfo de avanzar a la Serie de Campeonato.

Sin embargo, no se puede descartar aún a los Angelinos. Cualquier cosa puede ocurrir en una serie de playoff, pero la historia parece decantarse por el lado de Kansas City.

Este es el por qué: Apenas cinco equipos en 44 intentos han salido triunfadores luego de cargar con déficit 0-2 en Series Divisionales. El caso más reciente fueron los Gigantes de San Francisco en 2012, quienes luego ganaron la Serie Mundial. El último club en conseguirlo en la Liga Americana fueron los Medias Rojas de Boston en 2003, que vencieron a los Atléticos de Oakland. De los 13 equipos que han quedado con marca negativa 0-2, solamente dos han forzado un quinto juego, y siete de ellos fueron barridos.

"Nos vamos a casa y tenemos a James Shields en la lomita por nosotros este domingo", dijo el manager de los Reales, Ned Yost. "Vamos a tomarnos cada día de la misma forma como lo hemos hecho hasta ahora. Nuestra mentalidad es salir y ganar hoy. Nos tomaremos el día libre mañana, descansaremos y estaremos listos para jugar el domingo".

Shields hará la octava apertura en postemporada de su carrera el domingo, y está listo para ello.

Recuerden, su apodo es "Big Game James" (James, el de los Grandes Juegos) después de todo, y no hay un juego más importante que el del domingo.

"Lanzar el juego para asegurar el Wild Card realmente ayudó, el poder pitchear en frente de un estadio repleto… Fueron eléctricos", dijo Shields. "La gente ha estado esperando por mucho tiempo algo así. Había mucha energía en el ambiente y eso lo hizo muy divertido. La multitud estaba involucrada en cada lanzamiento. Ha sido la audiencia más enérgica que he visto. Si puedo hacer mi labor, habré cumplido. Hasta ahora ha sido así y me ha ido bien; espero que podamos mantenernos así".

Los Angels harán lo propio con C.J. Wilson, quien tiene en su haber 17 apariciones de por vida contra los Reales, siete de ellas como abridor, manteniendo registro de 4-0 con seis rescates y efectividad de 3.20. Tiene marca de 1-0 en seis encuentros y tres aperturas, con promedio de carreras limpias permitidas de 3.32 en Kansas City.

"No es la posición en la cual queremos estar", dijo el capataz de los Angelinos, Mike Scioscia. "Nadie tiene su cabeza enterrada en la arena, y necesitamos una racha de tres triunfos. Eso es lo que realmente necesitamos hacer. Nuestros hombres tienen la determinación para conseguirlo. Nos tomaremos el día del viaje, nos aliviaremos un poco para poder salir al terreno y ganar el domingo".

Los Angelinos están conscientes de lo que hay en juego, pero no cunde el pánico. "Es duro. No conseguimos el batazo clave (el viernes) y ellos sí", dijo el jardinero central Mike Trout. "Enfrentamos un partido a la vez, y jugaremos este domingo. Si perdemos, nos vamos a casa. Es difícil pero tenemos que conseguirlo".

"Hemos tenido buenos turnos al bate, pero no hemos respondido a pitcheos buenos", agregó Trout. "No es fácil, pero vamos a voltear la página e intentar ganar el domingo".

El inicialista de los Angelinos Albert Pujols tampoco está listo para rendirse. Cree que esta serie está lejos de terminarse… Y podría tener razón.

"Hemos pasado por cosas difíciles. La gente cree que la postemporada es algo muy distinto a la campaña regular. Y puedes creer que es así, si lo deseas. Para mí, es un juego más", dijo Pujols. "Sólo que hay más cámaras, más gente, mayor emoción y todos están ansiosos. Pero al final del día, es el mismo deporte. Solo hay que hacer los ajustes necesarios y no presionarse. Si podemos conseguir eso durante los próximos tres días, estaremos bien. Nadie en este clubhouse está cabizbajo. Sabemos las cosas de las cuales somos capaces. Así lo conseguimos este año. Sólo hay que buscar esos momentos clave aquí y allá que nos permitan seguir adelante".

Aficionados al béisbol, prepárense. Es la hora de decir "play ball" en Kansas City.