Kershaw quiere un resultado diferente ahora vs. S.L.

LOS ANGELES - Clayton Kershaw ya puede hacer espacio en su casa para su tercer premio Cy Young de la Liga Nacional. Y cuidado si será elegido Jugador Más Valioso del Viejo Circuito después de otra temporada fuera de serie en el 2014.

Veamos: Récord de 21-3, efectividad de 1.77. Líder de Grandes Ligas en triunfos y promedio de carreras limpias. También lideratos de su liga y/o las Mayores en EFE+, WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) y ponches por cada nueve entradas. Y eso es mencionar sólo lo principal de su dominio en cuanto a métricas se refieren.

El as de los Dodgers llega con suma confianza a su salida en el Juego 1 de la Serie Divisional contra los Cardenales, viniendo de un septiembre en que tuvo récord de 5-0 en igual número de aperturas, con efectividad de 1.95.

Sin embargo, la última vez que Kershaw se midió a San Luis en postemporada fue el pasado 18 de octubre en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. En aquel Juego 6 en el Busch Stadium, tratando de obligar un séptimo encuentro, Kershaw fue apaleado por los Cardenales en cuatro episodios. En dicha presentación, permitió 10 hits y siete carreras limpias para cargar con la derrota.

¿Le da eso alguna motivación extra de venganza al zurdo de Los Angeles ahora?

"Ninguna", dijo Kershaw enfáticamente al ponérsele el tema. "Me supongo que es la experiencia de eso más que otra cosa, sabiendo que tuve algunas buenas salidas en la postemporada del año pasado, para luego tener una mala al final.

"Pero en cuanto a motivación, no me hace falta más motivación. Estoy tratando de ganar una Serie Mundial aquí. Eso es más que suficiente".

Kershaw ha tenido resultados mixtos de por vida en postemporada. Una mala salida en el 2009 y la del año pasado en San Luis han estropeado su efectividad, que es de 4.23 en un total de 38.1 entradas. Pero aparte de esas presentaciones, Kershaw se ha visto bastante sólido. Hace un año, brilló en dos salidas vs. Atlanta en la Serie Divisional y lanzó de manera excelente contra San Luis en el Juego 2 de su serie, perdiendo un duelo de pitcheo ante Michael Wacha.

Definitivamente, los Cardenales saben el reto que les espera.

"Obviamente estamos enfrentándonos a un pitcher muy bueno. Los buenos pitchers hacen ajustes", dijo el manager de San Luis, Mike Matheny, cuyos pupilos le han anotado 3.56 carreras por cada nueve innings a Kershaw en 14 juegos de temporada regular ante el zurdo desde el 2008-muchas más que las 2.69 que ha concedido el as en su carrera. "Vamos a tratar de hacer los ajustes, igual que él, y es cuestión de quién ejecutará lo suyo en el momento".

Kershaw tuvo marca de 10-2 en casa durante la temporada regular, incluyendo su juego sin hit ni carrera en el Dodger Stadium el 18 de junio vs. los Rockies.

Pero por más brillante que haya sido su campaña regular, lo único que tiene en la mente Kershaw ahora es la nueva temporada de octubre.

"Es demasiado difícil pensar en esas cosas", expresó Kershaw al pedírsele que reflexionara sobre su actuación en el 2014. "Definitivamente veré (mi temporada) cuando haya terminado. Pero ahora es una campaña totalmente nueva y a nadie le importa lo que hiciste en la temporada regular-yo sé eso más que nadie".

Muchos de los peloteros de los Cardenales ahora son diferentes al grupo que venció a Kershaw hace un año para coronarse campeones de la Liga Nacional. Pero hay una constante: Adam Wainwright, el oponente de Kershaw en el montículo para el viernes. En cualquier otra campaña, Wainwright sería fuerte candidato para el Cy Young, con 20 victorias y efectividad de 2.38. Pero Kershaw lo supera en ese sentido. Ahora falta el primer enfrentamiento de octubre.

"Es un gran competidor", dijo Kershaw acerca del derecho de San Luis. "Eso es lo primero que te llega a la mente cuando piensas en él.

"A los dos nos encanta competir y sé que él puede hacerlo, así que tengo que estar listo para eso".