Peralta ha sabido rehacer su carrera en Cardenales

Peralta ha sabido rehacer su carrera en Cardenales

LOS ANGELES - El viernes pasado en el Chase Field de Phoenix, los Cardenales perdieron en espacio de dos entradas una ventaja de cuatro carreras y se dejaron empatar en su partido contra los sotaneros Diamondacks, que igualaron la pizarra en el octavo episodio.

De haber perdido el juego, San Luis hubiese caído en un empate con los Piratas en la División Central de la Liga Nacional, faltando dos fechas en la temporada regular. Hacía falta un héroe. En ese sentido cumplió a carta cabal Jhonny Peralta, quien dio sencillo en el décimo inning que empujó la carrera decisiva en una victoria de los Cardenales. San Luis nunca cedió la cima y dos días después se coronó campeón de la división por segundo año seguido, para sellar su boleto a la Serie Divisional contra los Dodgers.

El torpedero dominicano ha rendido en su primera campaña con los Cardenales, luego de firmar un contrato de cuatro años y US$53 millones con los campeones defensores de la Liga Nacional.

"Ha sido buenísimo. Ha sido una gran adición", dijo el manager de San Luis, Mike Matheny. "Llegó aquí después de un invierno difícil y encontró lugar donde estamos contentos de tenerlo".

Al igual que los demás implicados en el caso de la Clínica Biogénesis-que resultó en suspensiones para todos por violar la política antidopaje de MLB-Peralta enfrentaba un futuro de mucha incertidumbre a estas alturas del año pasado. En la última temporada de su pacto con los Tigres, el veterano había perdido su puesto en el campo corto de los felinos, que adquirieron al cubano José Iglesias ante la ausencia de Peralta durante 50 partidos.

"Lo que pasó desde el año atrás…no esperaba eso lo que estaba sucediendo", le dijo a LasMayores.com al tocar el tema.

Es más, Detroit esperó hasta el último momento para agregar a Peralta a su roster de playoffs y lo sentaron para los primeros encuentros de la postemporada. Pero ante una anémica producción ofensiva, el entonces manager Jim Leyland regresó a Peralta al lineup titular-como jardinero izquierdo-y el oriundo de Santiago, R.D. respondió con promedio de .417 en la Serie Divisional y .286 en la Serie de Campeonato de la Americana. En un total de 10 juegos de postemporada, empujó seis carreras y fue uno de los puntos luminosos en la ofensiva de los Tigres.

Con ese buen final del año, Peralta logró que los Cardenales se fijaran en él para llenar el enorme hueco que tenían en el campo corto, donde la combinación de Pete Kozma y Daniel Descalso venía de producir números bien discretos con el madero.

"Gracias a Dios conseguimos un buen contrato", comentó Peralta. "La gente de San Luis creyó mucho en mí, en que podía hacer el trabajo y venir a ayudarlos. Por eso decidí venir aquí también".

Queda corto decir que Peralta simplemente "ayudó" a los Cardenales. El jugador de 32 años encabezó a San Luis en jonrones con 21-un récord para un short de la franquicia-y produjo 75 carreras, además de batear .263 con 38 dobles y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .779. De paso, se convirtió en el primer paracorto en ser líder del equipo en bambinazos desde 1899.

DEFENSA DE CALIDAD, SEGÚN LAS MÉTRICAS
Jhonny Peralta es el primero en reconocer que el alcance nunca ha sido su fuerte como torpedero. Pero siempre ha insistido en puede jugar bien la posición, debido a su trabajo con los scouting reports de los bateadores contrarios que le permite estar en buena posición siempre y, por supuesto, sus manos seguras.

Según las métricas modernas de defensa, Peralta jugó un excelente short en el 2014. Su WAR defensivo de 2.6 lo colocó en el tercer lugar de Grandes Ligas entre los paradores en corto-detrás de Andrelton Simmons y Zack Cosart--mientras que su WAR general de 5.8 fue el mejor entre los torpederos de las Mayores, según Baseball-Reference.com.

Parece que hace siglos (cinco años, para ser exacto) que los Indios de Cleveland quisieron convertir a Peralta en antesalista, precisamente por su falta de alcance.

"La gente de Cleveland nunca creyó en que la defensa mía era buena. Yo era bastante joven y no sabían mucho de mí", afirmó Peralta. "Pero cuando me fui a Detroit me dieron la oportunidad de jugar otra vez el short y ahí fue que vieron que yo podía ser un campocorto bueno. No es tanto en range (alcance), sino inteligentemente jugando la posición. Eso es lo que me ha ayudado bastante. Siempre estudio a los bateadores y el juego. Creo que por eso he sido un buen short".

REPUTACIÓN RESTAURADA
A estas alturas pocas personas tocan el tema de Biogénesis al momento de referirse a Jhonny Peralta. Y aunque hubo quienes cuestionaron el contrato a largo plazo que le dio San Luis, los resultados se han visto-y sin los suspiros de las malas lenguas.

"Con lo que indagamos (del caso), llegamos a la conclusión de que el error que cometió fue cosa de una sola vez y que él estaba listo para seguir adelante", dijo acerca de Peralta en días pasados el gerente general de los Cardenales, John Mozeliak.

Con el peso de la suspensión, Peralta sabía que tenía que demostrar que podía ser un pelotero legítimo, además de un buen compañero.

"(Con) lo que pasó el año pasado, tenía que enseñarle a la gente de San Luis y a todo el mundo que no era lo que pensaban", expresó Peralta. "Yo siempre he sido un jugador que hago mi trabajo, que no era por parte de lo que pasó. Pero gracias a Dios, todo ha salido perfecto, como he querido".

Matheny ha observado eso mismo en su primer año dirigiendo al dominicano.

"Llegó aquí después de un invierno difícil y encontró un lugar donde estamos contentos de tenerlo" dijo el piloto. "Aquí hubo un grupo de personas que lo aceptaron como en familia y lo querían ver brillar. Eso es exactamente lo que ha hecho. Se ha visto bien impresionante toda la temporada".