Nacionales confían en alargar su éxito en octubre

WASHINGTON - Tras amarrar el título del Este de la Liga Nacional el 16 de septiembre, los Nacionales de Washington no aflojaron. Tuvieron foja de 9-3 en la recta final para terminar con la mejor marca en la Liga Nacional, lo cual les garantiza ventaja de local hasta la Serie de Campeonato, si logran avanzar.

Los capitalinos se medirán en la Serie Divisional al ganador del Juego del Comodín de la Liga Nacional - los Gigantes de San Francisco o los Piratas de Pittsburgh - a partir del viernes en el Nationals Park.

"Es una gran alegría ver que todos estos muchachos están luchando por la misma meta", dijo el infielder Kevin Frandsen. "No podría sentirme más orgulloso de que nuestros muchachos haya seguido jugando tan duro y batallando uno por el otro aun después de que aseguramos el título en Atlanta".

Aun más increíble fue el dominio de la rotación abridora - Stephen Strasburg, Jordan Zimmerman, Doug Fister, Gío González y Tanner Roark - durante la última semana de la campaña. Del martes en adelante, sin contar las salidas de Blake Treinen y Taylor Hill, los abridores de Washington cedieron apenas dos carreras, poncharon a 39 bateadores y otorgaron solamente cuatro boletos en 37.1 innings de labor.

"Son lanzadores buenos…Han estado tirando muy bien la bola", dijo el coach de pitcheo de Washington, Steve McCatty. "A estas alturas de la temporada, más no se les puede pedir".

Los Nacionales deben sentirse bien confiados de cara a la Serie Divisional del Viejo Circuito.

"He dicho toda la temporada que me gusta donde estamos", manifestó el jardinero Jayson Werth. "Somos un equipo de la segunda mitad. Estamos hechos para esta época del año. Seguimos demostrando año tras año que vamos a batallar al final. Jugamos bien hasta este punto. Ya tomamos el primer paso.

"Llegas a esta etapa de la temporada, y tu meta principal no es empacar cajas y hacer otros planes. Ya resolvimos eso y ahora comienza la diversión".