Dodgers están aprovechando su largo descanso

LOS ANGELES -- Los Dodgers de Los Ángeles encaran esta postemporada mucho más sanos que hace un año, y cruzan los dedos para seguir así.

Dos interrogantes preocupan a los campeones a los campeones del Oeste de la Liga Nacional, las que apuntan al abridor Hyun-Jin Ryu y el segunda base Dee Gordon. El intervalo de cuatro días previo al arranque el viernes de la serie de primera ronda contra los Cardenales les sirve para recuperarse.

Ryu, ganador de 14 juegos en la campaña, debe lanzar un juego simulado el miércoles como parte de su recuperación por una inflamación en el hombro. El zurdo no lanza en un juego desde el 12 de septiembre, cuando debió ser relevado tras un inning. Los Dodgers quieren que sea su abridor en el tercer juego, en San Luis, el 6 de octubre.

"Estoy bien y listo para lanzar mañana", dijo Ryu.

El pitcher surcoreano fue colocado en la lista de incapacitados dos veces durante la temporada regular, incluyendo un periodo que tomó casi un mes con la misma molestia. Pero siempre pudo volver en buenas condiciones.

En su primer juego tras estar de baja el 21 de mayo ante los Mets, Ryu cubrió seis innings y toleró dos carreras limpias, con nueve ponches.

Gordon tuvo que salir del juego del pasado sábado al acusar una irritación en la cadera derecha, dolencia que le afectó en junio.

El veloz segunda base le restó importancia a la dolencia el martes, durante una práctica en el Dodger Stadium: "Es solo algo estaba un poco tenso".

Los Dodgers precisan de Gordon en las bases. Su primero en el orden al bate lideró las mayores con 64 robos.

Con Clayton Kershaw como abridor del primer juego por los Dodgers ante Adam Wainwright, fabricar carreras no será nada fácil y tomar la base extra podría marcar diferencias.

"Es la bujía", dijo el toletero Matt Kemp sobre Gordon. "Lo necesitamos en las bases para generar caos en las bases y que los pitchers trabajen de más".

Gordon fue sacado out 19 veces en intentos de robo, y el receptor de los Cardenales Yadier Molina estará atento. Molina pilló a la mitad de los corredores que intentaron el robo (21 de 44) contra él.

Hace un año, los Dodgers no pudieron contar con Kemp en los playoffs debido a un esguince en el tobillo izquierdo, teniendo que usar muletas para caminar.

"Fue algo agridulce", dijo Kemp sobre perderse la pasada postemporada. "Fue muy duro mentalmente".

Ahora, el jardinero derecho se presenta a los playoffs como uno de los bateadores más productivos del último mes. Kemp encabezó las mayores con nueve jonrones en septiembre y empató con su compañero Adrián González con 25 carreras impulsadas. También lideró la Nacional con su total de 63 bases y 21 carreras anotadas, y el martes fue proclamado como el mejor jugador del mes en la liga.

Kemp terminó la campaña regular con 25 jonrones y 89 remolcadas, sus mejores números en ambos rubros desde 2011, cuando fue el mejor de la liga con 39 jonrones y 126 impulsadas.