Los Angelinos aspiran a mucho más que clasificar

Los Angelinos aspiran a mucho más que clasificar

ANAHEIM - Unos minutos después de que los Angelinos se convirtieran en el primer equipo clasificado para los playoffs del 2014, tres gorras del equipo con parches que decían "2014 Postseason" se encontraban en el podio donde Mike Scioscia realizaba su habitual rueda de prensa.

El capataz llegó, puso las gorras de un lado y se sentó. Así es la actitud de los Angelinos ahora mismo.

Scioscia y sus pupilos no se conformarán con simplemente clasificar para la postemporada. Quieren ganar el Oeste de la Liga Americana por primera vez desde el 2009.

"No quiero minimizar el logro de este equipo, porque ha sido un momento increíble", dijo el manager. "Pero sabemos dónde estamos y sabemos qué tenemos que hacer. Estos muchachos están enfocados en ganar la división".

Los Angelinos, arriba por 10.5 juegos en el Oeste, tienen su número mágico en 3 para asegurar el título divisional. Les quedan tres partidos más contra Oakland y seis más ante Seattle.

Con el formato de playoffs implementado desde el 2012, sólo los ganadores de las tres divisiones de cada liga tienen asegurado un pase a la ronda divisional. Los dos ganadores del Comodín se miden en lo que califica Scioscia como el "juego 163".

De colapsar en sus últimos 12 partidos y caer a uno de los Comodines, los Angelinos probablemente jugarían contra uno de sus rivales divisionales (Atléticos o Marineros) o el equipo de segundo lugar en la División Central (Tigres o Reales)".

"En realidad, no creo que estemos pensando que hayamos clasificado, porque de verdad no lo hemos hecho", dijo Scioscia. "Tenemos que salir a trabajar si queremos ganar la división. Eso es lo que te pone en los playoffs. Esa ha sido nuestra meta desde el primer día".

Además, los Angelinos buscan asegurar la ventaja de local para los playoffs de la Liga Americana, en caso de terminar con el mejor récord del circuito. Ahora mismo le llevan ventaja de 4.0 juegos a Baltimore en ese sentido.

Ahora bien, aun con la mejor marca de Grandes Ligas y un pase a la postemporada en su haber, la celebración de los Angelinos el lunes fue discreta y el clubhouse no fue tan bulloso.

"Creo que estos muchachos saben cuál es el premio mayor, el que tenemos que mantener a la vista", dijo Scioscia.