Definen panel para apelación en caso Barry Bonds

SAN FRANCISCO -- El panel de 11 jueces que atenderá la apelación más reciente de Barry Bonds contra un veredicto que lo declaró culpable de obstrucción de la justicia incluye a cinco que consideraron ilegal la incautación de análisis y expedientes antidopaje de beisbolistas, realizada hace una década.

La Corte del Noveno Circuito Federal en materia de apelaciones informó el lunes que el panel que escuchará los argumentos orales el 18 de septiembre incluye al magistrado Alex Kozinski, junto con los jueces Consuelo M. Callahan, William A. Fletcher, Michelle T. Friedland, Susan P. Graber, Jacqueline H. Nguyen, Diarmuid F. O'Scannlain, Johnnie B. Rawlinson, Stephen Reinhardt. N. Randy Smith y Kim McLane Wardlaw.

Kozinski redactó el razonamiento sobre las decisiones tomadas en 2009 y 2010, por mayoría de 9-2, que consideraron ilegal la incautación de muestras a Quest Diagnostics y de expedientes a Comprehensive Drug Testing en 2003. Fletcher, Graber y Wardlaw coincidieron, mientras que Callahan manifestó un acuerdo parcial y discrepó de otros apartados del fallo.

Aquella decisión revocó las opiniones de O'Scannlain en un panel de tres jueces que votó por 2-1 en 2006 y 2008 para avalar en buena medida la incautación.

Bonds, el máximo jonronero en la historia de las Grandes Ligas, fue declarado culpable en 2011 de un cargo de obstrucción de la justicia, por el testimonio que rindió en 2003 a un jurado investigador sobre la distribución ilegal de drogas que mejoran el rendimiento deportivo por parte de Bay Area Laboratory Co-Operative (BALCO).

El jurado no llegó en cambio a veredictos en tres cargos, según los cuales, Bonds había hecho declaraciones falsas. El gobierno desestimó después esas acusaciones.

Bonds fue encontrado culpable por la declaración que rindió cuando se le preguntó si Greg Anderson, su entrenador personal y amigo durante años, le había proporcionado alguna vez "algo que requiriera una jeringa para inyectarse".

"Eso es lo que mantiene nuestra amistad", divagó Bonds. "Yo era una celebridad de niño, no sólo en el béisbol por mis propios instintos. Me convertí en un chico célebre con un padre famoso. Simplemente no me meto en los asuntos de otras personas por la situación de mi padre, ¿ven?"

El fallo fue ratificado en septiembre pasado, por una decisión unánime de los jueces de circuito Mary M. Schroeder, Michael Daly Hawkins y Mary H. Murguía.

Bonds fue sentenciado a dos años de libertad condicional, 250 horas de servicio comunitario, una multa de 4.000 dólares y 30 días de arresto domiciliario.