¿Cómo podrán los Yankees "sustituir" a Derek Jeter?

¿Cómo podrán los Yankees

NUEVA YORK -- A la vez que honran el legado de Derek Jeter y disputan un pase a los playoffs, los Yankees ya comienzan a imaginarse el futuro sin el Capitán, quien anunció en febrero que se retiraría después de la temporada del 2014.

El torpedero veterano es el único integrante del llamado Core Four (el núcleo de los cuatro) de la dinastía de los Yankees que aún está en acción. El primer integrante del grupo que se retiró fue el cátcher boricua Jorge Posada, quien se despidió de manera oficial en enero del 2012. Los otros dos, el cerrador panameño Mariano Rivera y el abridor zurdo Andy Pettitte, se retiraron tras concluir la temporada del 2013.

Joe Girardi, manager del club desde el 2008 y quien jugó junto a Jeter en el Bronx de 1996 a 1999, considera que haberse tenido que adaptar ya antes a la ausencia de dichos jugadores le servirá de referencia a la hora de guiar esta nueva transición.

"Se me hizo raro cuando Jorge no estaba ahí bateando con el primer grupo en aquellos entrenamientos", manifestó el capataz. "Fue extraño para mí no escucharlo y no verlo. Se me hizo raro no ver a Andy Pettitte. Se me hizo raro no ver a Mo. Pero luego estás en medio de la temporada y te absorben los jugadores que tienes".

¿Cómo dirigirá Girardi a su equipo tras la partida de Jeter?

"Igual," dijo. "Todo depende de quién esté aquí. Es distinto todos los años. Llegan personas nuevas y todo cambia. En este juego, te acostumbras a que le gente vaya y venga. Por más difícil que parezca al principio, te envuelves en lo que estás haciendo. Te inmersas en el juego. Estás mirando contra quién vas a jugar. Y de un momento a otros te ves en medio de otra temporada".

Durante la temporada baja, entre los pendientes de la gerencia de los Yankees estará buscar a un nuevo torpedero para el 2015 y en adelante. Se trata de un reto tanto para el club como para el jugador que intente llenar los zapatos de Jeter, quien tiene su pase al Salón de la Fama asegurado tras una ilustre carrera en la que ha ganado cinco Series Mundiales, suma más de 3,000 hits y fue convocado a 14 Juegos de Estrellas.

Jeter es el líder de todos los tiempos de los Yankees en juegos disputados, turnos al bate, imparables, dobles y bases robadas.

Tino Martínez, quien ganó cuatro títulos de Serie Mundial con Jeter como inicialista de los Bombarderos del 1996 al 2001 (también estuvo con el club para la temporada del 2005), conoce bien la presión que conlleva reemplazar a una figura querida y destacada, ya que se hizo cargo de la primera base tras la partida de Don Mattingly.

"No creo que la gente espere a otro Derek Jeter", dijo Martínez, de ascendencia cubana. "No esperan a un cinco veces campeón que batee 3,000 hits ni todo lo demás que él ha aportado a este equipo durante los últimos 20 años. Eso es imposible. En verdad lo es.

"La persona que sea tendrá que venir todos los días a trabajar duro. Tiene que ser él mismo y estar consciente de sus habilidades y no tratar de ser Derek Jeter. Si hace eso, se esfuerza y juega duro con el fin de ganar todos los días, a esa persona le irá muy bien en Nueva York".

El jardinero veterano Carlos Beltrán, quien se encuentra en su primera temporada con los Yankees, señaló que los jugadores que el club adquirió junto con él durante el invierno serán claves. "El equipo está trayendo personal nuevo", dijo el puertorriqueño. "Trajeron a (Masahiro) Tanaka, a (Jacoby) Ellsbury y a (Brian) McCann -- jugadores que son el futuro de la organización".

Pero los Yankees notarán la ausencia de Jeter no sólo en el terreno de juego, sino también en el clubhouse. Considerado el rostro de Grandes Ligas, a Jeter se le ha elogiado como un líder y un modelo a seguir desde mucho antes de que fuese nombrado capitán de los Yankees en el 2003.

Joe Torre, quien condujo a los Yankees a cuatro títulos de Serie Mundial como piloto del club de 1996 al 2007, advirtió que por lo general, los líderes no surgen de la noche a la mañana.

"A Jeter no se le puede reemplazar y el que llegue tratando de hacerlo se estará poniendo demasiada presión", dijo Torre, quien en la actualidad funge como vicepresidente de operaciones de béisbol de Grandes Ligas. "El liderazgo es algo que evoluciona. Nadie va a entrar a un clubhouse diciendo, 'Aquí estoy, síganme'. Es algo que hay que cultivar".

Ahora mismo, los Yankees están recordando los grandes momentos de Jeter y luchando por mantenerse a flote en la pelea por uno de los Comodines de la Liga Americana. Pero una vez concluya la temporada del 2014, sólo mirarán hacia adelante.

"(A Jeter) se le va a extrañar. De eso no hay duda alguna. Pero el juego sigue", dijo Girardi. "Siempre se ha dicho que ningún individuo es más grande que el juego, aun tratándose de él, quien ha significado tanto para el béisbol como cualquier figura que he visto en los últimos 20 años. Tenemos que prepararnos y estar listos".