{}
CLOSE

Now Commenting On:

R.D. pasa sobre Holanda y está en la gran final

|

SAN FRANCISCO -- La añeja rivalidad entre República Dominicana y Puerto Rico por la supremacía de la pelota caribeña se trasladará al duelo por el campeonato del Clásico Mundial de Béisbol, luego que los dominicanos vencieron el lunes a los holandeses en la semifinal.

Los dominicanos despertaron sus bates en la quinta entrada al montar un fulminante rally de cuatro carreras y consumieron la venganza al derrotar 4-1 a Holanda, el equipo europeo repleto de jugadores de Curazao y Aruba.

Un inédito campeón será coronado el martes en el AT&T Park de San Francisco, cuando dominicanos y boricuas se midan por el título de la tercera edición del torneo. Sí, un duelo entre dos orgullosos países del Caribe que viven el béisbol con fervor.

"Aquí, gane quien gane, sea Puerto Rico o República Dominicana, el título se queda en el Caribe", dijo el mánager Tony Peña. "Ellos se han fajado al igual que nosotros. Respetamos a todos los rivales".

La presencia de República Dominicana en la final, un equipo que ha ganado sus siete partidos con un despliegue de pletórica intensidad de todos sus jugadores, era lo esperado.

Lo de Puerto Rico, en cambio, es una sorpresa insospechada. Su béisbol se ha sumido en un declive marcado en la última década, con menos y menos peloteros en Grandes Ligas, así que se esperaba poco o nada, pero el liderazgo de su cátcher Yadier Molina, al mando de un inspirado grupo, le tiene en la final.

Será la tercera vez que ambos equipos se midan en el curso de esta edición. Los dominicanos se impusieron por 4-2 en la primera ronda, y luego lo hicieron por 2-0 en la segunda etapa.

El lunes, Dominicana salió decidida a saldar la cuenta de las dos dolorosas derrotas que sufrió ante Holanda en la ronda inicial del Clásico de 2009 y que significaron su eliminación prematura.

Abajo 1-0 en la baja del quinto, tras ser amarrados por el abridor holandés Diegomar Markwell, la artillería dominicana atacó sin piedad.

Después de un out, dobles sucesivos de Carlos Santana y Moisés Sierra empataron la pizarra 1-1.

Las siguientes carreras entraron a cuentagotas. Reyes remolcó una con sencillo, Miguel Tejada añadió un sencillo para colocar hombres en las esquinas y mandar a la ducha al zurdo Markwell.

Reyes anotó tras un wild pitch de Tom Stuifbergen, demasiado nervioso con la presencia del veloz dominicano en la antesala y Robinson Canó en el plato. Un sencillo de Edwin Encarnación empujó a Tejada para coronar el rally.

"Estoy orgulloso de mis jugadores", dijo Hensley Meulens, el piloto holandés. "Les di las gracias por el esfuerzo y haber jugado con tanta entrega".

El juego comenzó con disgusto para Dominicana, que sufrió con otro inicio errático de su abridor Edinson Vólquez. En su previa apertura ante Italia, el derecho concedió tres boletos seguidos al iniciar juego y luego le dieron un jonrón de tres carreras, pero sus compañeros respondieron para cantar victoria 5-4.

Esta vez, Vólquez regaló boletos a los dos primeros bateadores, Andrelton Simmons y Jurickson Profar. También cometió un wild pitch y el cátcher Santana tuvo que visitarle dos veces para calmarle. Una roleta de Wladimir Balentien por el campocorto remolcó a Simmons, así que Holanda fabricó su única carrera del juego sin batear un hit. Vólquez se benefició de una atrapada sensacional del jardinero izquierdo Sierra, quien se arrojó a las gradas para engarzar un batazo de foul de Andruw Jones.

Al final, Vólquez salió victorioso al cubrir cinco entradas con pelota de dos hits, una carrera permitida, cinco ponches y dos bases por bolas.

Del resto se encargó el hermético relevo dominicano, que estiró a 18 entradas y dos tercios su racha sin permitir carreras. Fernando Rodney, el relevista que carga un plátano guardado como si fuese un revólver en su pantalón, volvió a aparecer en el noveno para encargarse los últimos outs. Fue su sexto rescate de este Clásico, extendiendo su propio récord en una misma edición.

Además, por supuesto, Rodney dio rienda suelta al festejo al hacer la pose de la flecha hacia el cielo infinito rodeado por sus compañeros dominicanos.

Peña no le pone peros al uso del "plátano mágico" por parte de Rodney: "En el béisbol hay que divertirse, estar relajado. Me sorprendió cuando lo vi con ese plátano, me eché a reír".

Markwell trabajó cuatro entradas y dos tercios, tolerando seis hits, cuatro carreras, un boleto y sin ponches.

En la final, Samuel Deduno abrirá por Dominicana contra Giancarlo Alvarado de Puerto Rico.

NOTAS: Moisés Alou, manager de Dominicana en el pasado Clásico y leyenda viviente de los Gigantes, y Hensley Meulens, el dirigente de Holanda, se encargaron del primer lanzamiento ceremonial. La asistencia fue de 27.527 espectadores, por debajo de los 33.363 de la noche previa.

 

{}
{}
Boys and Girls Club of America

©2014 MLBAM, LP. All rights reserved.

The following are trademarks or service marks of Major League Baseball entities and may be used only with permission of Major League Baseball Properties, Inc. or the relevant Major League Baseball entity: Major League, Major League Baseball, MLB, the silhouetted batter logo, World Series, National League, American League, Division Series, League Championship Series, All-Star Game, and the names, nicknames, logos, uniform designs, color combinations, and slogans designating the Major League Baseball clubs and entities, and their respective mascots, events and exhibitions. Use of the Website signifies your agreement to the Terms of Use and Privacy Policy (updated May 24, 2013).

View MLB.com in English | En Español