CLOSE

Now Commenting On:

EE.UU. sufre otra decepción en el Clásico Mundial

MIAMI - Brandon Phillips considera que haber formado parte de la selección estadounidense para el Clásico Mundial fue "un sueño hecho realidad".

Pero no tuvo un final feliz.

Por más buena que haya sido la experiencia, la selección de Estados Unidos tuvo otro brusco despertar en el béisbol internacional.

Tras iniciar la segunda ronda del Clásico con una victoria por 7-1 sobre Puerto Rico el martes, Estados Unidos cayó por 3-1 ante República Dominicana el jueves y fue eliminado por P.R. al caer 4-3 el viernes.

La selección japonesa pretende ganar el torneo por tercera vez en San Francisco, mientras que, por segunda vez, los estadounidenses no avanzaron a las semifinales.

En el 2006, Corea y México eliminaron a Estados Unidos. En el 2009, la selección estadounidense avanzó a las semifinales, pero cayó ante Japón.

Estados Unidos tiene foja de 10-10 en el Clásico, lo cual está muy lejos del resultado que se espera de la selección de un país que considera el béisbol su pasatiempo nacional.

¿Tendrán otros países más motivación para ganar el torneo justo por la importancia del béisbol en Estados Unidos?

"Teníamos una enorme desventaja contra esa alineación estadounidense", dijo el derecho boricua Nelson Figueroa, quien se apuntó la victoria el viernes. "Eso demuestra que en el béisbol, los partidos no se juegan en el papel".

También es un ejemplo de lo decidido que estaba Puerto Rico de avanzar a las semifinales esta vez.

Desde el punto de vista de la selección estadounidense, el que el Clásico se realice durante los entrenamientos primaverales es un problema. Mientras que la mayoría de los jugadores latinoamericanos vienen de ver acción en la pelota invernal en sus países natales y los peloteros de Japón participan en actividades de acondicionamiento todo el año, los ligamayoristas apenas comienzan a prepararse para la temporada regular febrero.

Las fechas complican la labor del manager, en este caso Joe Torre, ya que debe tener cuidado con la manera en que utiliza a sus jugadores, especialmente los lanzadores, para no desatar la ira de algún gerente general.

En esta ocasión, la selección estadounidense también sufrió la baja del inicialista Mark Teixeira de los Yankees, quien se lesionó la muñeca derecha antes de que comenzara el torneo. Teixeira fue reemplazado por el primera base de Kansas City, Eric Hosmer, quien se fue de 25-5 y dejó las bases llenas en el octavo inning contra Puerto Rico el viernes después de que su equipo había reducido su déficit en ese juego a 4-3.

Y antes del compromiso del jueves, David Wright, quien sonó el único jonrón estadounidense en el Clásico y produjo 10 de las 28 carreras que anotó la selección, tuvo que salir del lineup a petición de los Mets de Nueva York debido a una lesión en el costado izquierdo.

Estados Unidos anotó apenas cuatro carreras y conectó sólo 14 hits en sus últimos dos juegos.

"No hay excusas", dijo Ryan Braun. "No tiene ni ton ni son. La expectativa era que llegáramos a San Francisco (para las semifinales y el partido de campeonato) y que triunfáramos allí…A la vez estábamos conscientes de que iba a ser un reto y obviamente lo fue".

Al final, resultó ser un reto que la selección estadounidense no pudo superar.

 

{}
{}