Por otro anillo en el 2012

Por otro anillo en el 2012

Por otro anillo en el 2012
En el 2012, Octavio Dotel hizo historia al poner un nuevo récord de vestir 13 uniformes diferentes a nivel de Grandes Ligas.

Ahora, en su primera temporada con los Tigres de Detroit, el relevista dominicano pretende volver a dejar huella y repetir como campeón de la Serie Mundial.

"No tengo cómo explicar la suerte que hemos tenido", le dijo Dotel a LasMayores.com al celebrar el pase de los felinos al Clásico de Otoño. "Dentro de (30) equipos, repetir la misma historia, llegar a la Serie Mundial con otro equipo...es difícil de explicar."

En cuanto al éxito colectivo se refiere, Dotel no tuvo esa clase de suerte en sus primeros 12 años y medio en la Gran Carpa. Jugando por tantos equipos diferentes en ese lapso-Mets, Astros, Atléticos, Yankees, Reales, Bravos, Medias Blancas, Piratas, Dodgers, Rockies y Azulejos-el derecho llegó una sola vez a la segunda ronda de los playoffs, en su año de novato con los Mets en 1999.

No fue hasta que llegó a los Cardenales a mediados del 2011-cuando aún parecía difícil que San Luis llegara lejos-que Dotel tuvo la oportunidad de poder competir por la corona. Con el milagroso final de campaña que tuvieron los Cardenales que culminó con un título de la Serie Mundial el año pasado, el quisqueyano por fin consiguió el anillo anhelado por todos.

Ahora, formando parte de un bullpen profundo de los Tigres, Dotel tiene posibilidades coronarse dos años consecutivos, algo que parecía bastante difícil en los primeros días de julio del 2011, cuando lanzaba por un equipo de Toronto que estaba lejos de la cima del Este de la Liga Americana.

¿Podía imaginar Dotel hace un año y medio las vueltas que daría su carrera?

"No pensé eso en ningún momento, eso no me pasó por la mente", dijo un Dotel siempre sonriente. "Estábamos lejísimo de la cima y lejísimo del Wild Card (a su llegada a San Luis). Finalmente entramos y mira lo que pasó."

Después de la inesperada corona de los Cardenales, Dotel firmó un contrato de un año y US$3 millones con Detroit, con una opción para el 2013.

Los Tigres venían de llegar a ley de dos triunfos de conquistar el banderín de la Liga Americana. Sin embargo, aun con la adición de Prince Fielder, entre otros, los felinos no terminaron de arrancar de verdad este año hasta las últimas dos semanas de la temporada, cuando finalmente superaron a los Medias Blancas en la División Central de la Liga Americana.

"Los fanáticos tienen que entender que la pelota es una cosa increíblemente difícil de entender", comentó Dotel acerca de los Tigres, que llegaron al 2012 con muchas expectativas pero que clasificaron "rayando" con 88 victorias. "Este año todos los encontronazos que tuvimos en serie regular, estuvimos fajados ahí con los White Sox y finalmente entramos e hicimos lo que tenemos que hacer. Mira ahora dónde estamos."

Está Detroit a cuatro triunfos de coronarse por primera vez desde 1984. Y como ha hecho a través de una larga carrera de 14 años, Dotel puso de su parte.

En 57 presentaciones y 58.0 entradas lanzadas, el dominicano tuvo efectividad de 3.57, con 50 hits permitidos. Fue justo lo que esperaban los Tigres de él: un relevista no necesariamente espectacular, pero confiable y duradero, listo para sacar el cero o apagar el fuego en los últimos innings.

"He tenido una carrera exitosa, quizás no la mejor del mundo, pero me siento sumamente satisfecho", dijo Dotel sobre su trayectoria en la Gran Carpa. "Me siento satisfecho conmigo mismo."

EL MÁS "VIAJERO" DE LA HISTORIA
Además del récord de más equipos diferentes a nivel de Grandes Ligas, Dotel está quinto en la lista de pitchers activos con 752 presentaciones en las mayores. Esa constancia al nivel más alto del béisbol hace que el cambiar tanto de organizaciones no moleste para nada al oriundo de Santo Domingo.

"Yo lo veo positivo, 100%", dijo al respecto Dotel, quien cumplirá los 39 años el próximo 25 de noviembre. "Desde un punto de vista se ve como que, 'qué pasa con este muchacho en tantos equipos, que anda para aquí que anda para allá', pero son cosas que pasan en el juego y que algunas personas no quieren entender.

"Me siento tremendo compañero, tremendo jugador, tremendo amigo. Entonces no entiendo la razón por la que he estado bailando en tantos equipos, pero lo importante es que dondequiera que he estado, he hecho mi trabajo y es lo que realmente me interesa."

Y al fin y al cabo, nunca ha faltado esa llamada del siguiente equipo interesado en sus servicios.

"Siempre", dijo el diestro al hablar de su habilidad de encontrar trabajo a nivel de Grandes Ligas. "Y si Detroit Tigers no me firma, que entre esa llamada a mi abogado para la próxima temporada."

Claro está que ni Dotel ni nadie en la Ciudad Automotriz están pensando en sus contratos para el 2013, sino coronarse campeones en el 2012. Y para el relevista quisqueyano, serían dos campañas al hilo celebrando al final con champaña.

"Me siento muy afortunado y muy bendecido", dijo Dotel acerca de la posibilidad de conquistar anillos en años consecutivos. Son cuatro juegos más para ganarlo todo... Espero que sea back to back"