S.F. ganó el Juego 5 y sigue con vida

S.F. ganó el Juego 5 y sigue con vida

SAN LUIS -- Los Gigantes de San Francisco esperaron un buen tiempo para ver un desempeño de Barry Zito como el que tuvo hoy.

El zurdo de lanzamientos suaves estuvo como en su mejor momento este viernes y colocó a los Gigantes de nuevo en la pelea en la serie de campeonato de la Liga Nacional al vencer 5-0 a los Cardenales de San Luis y reducir el déficit a 3-2 en la serie.

"Esto es lo que a mí me gusta", dijo Zito. "Venir aquí, especialmente hacerlo con el uniforme de los Gigantes. Mucha gente estuvo hablando sobre los Atléticos estos días. Y para mí, lo más importante es hacer lo que sea por San Francisco ahora".

La victoria de los Gigantes en el quinto partido manda la serie de vuelta a San Francisco. El sexto encuentro será el domingo con Ryan Vogelson lanzando por los Gigantes frente a Chris Carpenter.

Zito se vio como el lanzador que ganó el premio Cy Young de la Liga Americana en 2002. Retiró a 11 bateadores en fila mientras que permitió seis imparables aislados y seis ponches en siete entradas y dos tercios.

El receptor de los Gigantes Buster Posey le dio un par de golpecitos a Zito en el pecho cuando salió el octavo episodio. Esta fue la primera victoria en postemporada para Zito desde 2006, poco antes de que dejara los Atléticos y firmara un contrato de 126 millones de dólares por siete años con San Francisco.

Zito quedó fuera de la rotación cuando los Gigantes ganaron la Serie Mundial de 2010 debido a que estaba lanzando muy mal. Abrió el cuarto encuentro de la serie divisional de esta temporada frente a los Rojos y estuvo apenas dos entradas y dos tercios sobre el montículo.

"No podría estar más feliz por él", dijo el piloto Bruce Bochy. "El tenía el control Dio un gran espectáculo".

Los campeones defensores, los Cardenales, quizá desperdiciaron su oportunidad de amarrar el pase a su segunda Serie Mundial consecutiva. El mal lanzamiento del abridor Lance Lynn para forzar un posible out en segunda base, abrió el camino para que los Gigantes consiguieran una cuarta entrada de cuatro carreras.

"No me importa que sea agresivo si logra hacer la jugada", dijo el mánager Mike Matheny. "(El campocorto Pete) Kozma estaba en el lugar correcto, debió hacer un disparo tranquilo".

"Y de hacerlo de nuevo, estoy seguro que hubiera preferido hacer el out sencillo en primera base", agregó.

El venezolano Pablo Sandoval conectó cuadrangular por segunda noche consecutiva y Zito hizo una muy extraña contribución ofensiva con un perfectamente bien ejecutado toque de bola para apuntarse un sencillo productor. Asimismo, la defensiva de los Gigantes hizo varias jugadas importantes para apoyar a Zito.

De nuevo en esta postemporada, los Gigantes se beneficiaron de un gran error.

Con la necesidad de ganar tres partidos consecutivos en Cincinnati para evitar la eliminación en la serie divisional, San Francisco empezó su remontada con un error del tercera base Scott Rolen en el 10mo episodio que le dio a los Gigantes la carrera de la ventaja en el tercer encuentro.

Los Gigantes se colocaron 4-2 como visitantes esta postemporada y han ganado en las pasadas 13 aperturas de Zito, siendo su último revés el 2 de agosto. Están promediando más de seis carreras por partido durante la racha aunque el zurdo no necesitó mucha ayuda en este.

Lynn, lanzador que ganó 18 encuentros en su primer año en la rotación, no logró salir avante del cuarto episodio por segunda ocasión en la serie.

Lynn ponchó a cinco de sus primeros 10 bateadores, navegando tranquilo las primeras tres entradas sin que le pegaran a sus lanzamientos fuera del cuadro. Su error vino en un lanzamiento descontrolado a segunda base en la cuarta entrada.

Por los Gigantes, el puertorriqueño Angel Pagán 5-0. Los venezolanos Marco Scutaro de 4-1 con una carrera anotada; Pablo Sandoval de 4-2 con dos anotadas y una impulsada; Gregor Blanco de 2-0 con una anotada.

Por los Cardenales, el puertorriqueño Carlos Beltrán de 4-1; y Yadier Molina de 4-2.