¿Equipo a vencer en octubre?

¿Equipo a vencer en octubre?

¿Equipo a vencer en octubre?
Tomemos un momento para imaginar a un equipo diseñado para triunfar en la postemporada. Antes que nada, querríamos un par de brazos de lujo para el frente de la rotación y tres o cuatro relevistas indescifrables para las entradas finales. También se requiere de unos defensores que atrapen bien la bola y una alineación capaz de anotar varias carreras de una vez sin necesidad que hilar sencillos. Sería fantástico contar con un lineup repleto de bateadores temibles en vez de una o dos amenazas.

Un manager hábil sería el complemento ideal para semejante talento.

Damas y caballeros, les presento a los Nacionales del 2012. Aun con Stephen Strasburg fuera de acción por el resto del año, Washington tiene la clase de roster y dirigente que se necesita para avanzar en los playoffs.

Claro está que no hay garantías. En el béisbol, más que en cualquier otro deporte, hasta los mejores planes pueden fracasar. Pero ningún otro conjunto de la Liga Nacional reúne todos los elementos esenciales como los Nacionales.

Todo comienza, como es el caso de cualquier equipo que aspire a llegar lejos en octubre, con la rotación abridora. Es posible ganar un banderín y hasta la Serie Mundial sin un as o dos, pero es muy difícil. Es casi seguro que el abridor número uno de Washington para los playoffs sea Gio González, quien se está convirtiendo en un legítimo as y a quien es muy difícil batearle.

A González le sigue Jordan Zimmermann, lo cual les da a los Nacionales dos de los siete abridores en la Nacional con efectividad de menos de 3.00. Zimmerman no domina a los bateadores como lo hace González, pero tiene mejor control y es muy eficaz. Los Gigantes son el único otro equipo del Viejo Circuito con pase o en posición de ir a playoffs que tiene un dúo semejante.

No obstante, este año la profundidad de la rotación podría ser un poco más importante que en temporadas anteriores y Washington también cuenta con eso. Ningún otro equipo tiene en sus filas a más de uno de los serpentineros cuya efectividad esté entre las 10 mejores de la L.N. Washington tiene a tres, dos de los cuales lanzarán en la postemporada. De principio a fin, el cuerpo monticular de los Nacionales se encuentra en el tercer lugar en la liga en ponches por cada nueve entradas.

Con sólo un día libre para viajar durante la Serie Divisional, es casi seguro que los clubes usen cuatro abridores en dicha ronda y para el resto de los playoffs.

Después de González y Zimmermann están Edwin Jackson, que suma 162 ponches, y Ross Detwiler, estuvo en el noveno lugar de la liga en promedio de carreras limpias antes de su tropezón del martes. Es poco probable que los Nacionales enfrenten una desventaja en un juego de postemporada con respecto a su rotación abridora.

Cuando los abridores terminen su labor, les entregarán la bola a relevistas igual de adecuados para el béisbol de octubre. Johnson tiene muchos brazos - derechos y zurdos -- de dónde elegir. Hasta el drama por el cual atraviesa el bullpen de los Nacionales en estos momentos es señal de calidad. El club sólo está considerando quitarle el puesto de cerrador a Tyler Clippard porque cuenta también con Drew Storen.

Y detrás de esos lanzadores, la defensa atrapa la bola. Ha habido tropezones en el jardín izquierdo y Bryce Harper aún está aprendiendo a patrullar el jardín central, pero la defensa de los infielders ha sido excelente.

En cuanto al lineup, quizás sea el más fuerte de los aspectos menos percibidos del club. El pitcheo es lo que distingue a Washington, pero su ofensiva es mucho mejor de lo que la gente está consciente. Los Nacionales se encuentran en el segundo lugar en la Nacional en jonrones y en el tercer lugar en slugging.

Esa es una buena fórmula para triunfar en octubre. Cuando te enfrentas a algunos de los mejores pitchers del juego, no tienes muchas oportunidades de anotar carreras. Mandar la bola lejos es la manera de aprovechar esas escasas ocasiones.

El lineup de los capitalinos también es multifacético. Es igual de potente contra lanzadores zurdos que ante los derechos y cuenta con amenazas de principio a fin. Jayson Werth es el primer bate. Ian Desmond y Danny Espinosa, que colectivamente han sonado 40 jonrones, batean sexto y séptimo. Los lanzadores contrarios no se pueden concentrar exclusivamente en uno o dos bateadores.

Otros factores también favorecen a los Nacionales. Son buenas sus posibilidades de disfrutar de ventaja de local durante toda la postemporada. En Johnson tienen a un capataz que ha ganado la Serie Mundial y a uno de los estrategas más astutos del béisbol. Y tienen marca de 23-12 contra los otros cuatro equipos de la Liga Nacional a quienes se podrían enfrentar en octubre: Bravos, Rojos, Gigantes y Cardenales.

Una vez más, debemos recordar que todo es posible una vez inicia la postemporada y a veces las cosas que suceden en octubre parecen no tener explicación. Pero si buscamos a un equipo que tenga muchas posibilidades de llegar lejos en los playoffs, debemos tomar en cuenta a los probables campeones del Este de la Liga Nacional. Ya han demostrado que están construidos para triunfar en la temporada regular y también parecen tener buen material para el próximo mes.