Quiere su tropa en plenas condiciones

Quiere su tropa en plenas condiciones

Quiere su tropa en plenas condiciones
WASHINGTON - Los Nacionales estarán en los playoffs por primera vez desde que la franquicia se trasladó de Montreal a Washington en el 2005.

Para el manager Davey Johnson, la mayor preocupación es la salud de su equipo. Hay par de jugadores-Michael Morse y Ryan Zimmeman-que sufren molestias físicas ahora mismo.

El jardinero Morse tiene dolores en la muñeca izquierda y el pulgar derecho, condiciones que prácticamente le han quitado todo su poder. Desde el 17 de agosto, Morse ha conectado apenas tres jonrones y ha empujado solamente 12 carreras.

La semana pasada, Zimmerman recibió una inyección de cortisona en el hombro derecho, su cuarta durante esta temporada. El tercera base necesitará operarse del hombro en el invierno, según dijo Johnson. El toletero no se ha ausentado desde que recibió la inyección.

"Mi mayor preocupación siempre es la salud", dijo Johnson. "Michael es una parte importante de nuestro ataque. Ha batallado con algunas lesiones. Necesitamos que él batee. Aparte de eso, veo bien cómo está situado el club. (Aparte de las lesiones), no veo nada pendiente. Vamos a luchar y disfrutarlo. Para esto se juega."

Los Nacionales tienen un grupo de jugadores veteranos que se han perdido tiempo de juego debido a las lesiones. Sin embargo, jóvenes como Steve Lombardozzi, Roger Bernadina y Tyler Moore llenaron bastante bien los vacíos.

"La fuerza de nuestro roster de 25 jugadores nos ha mantenido a flote, pero no hay nada como tener a todo el mundo en salud", dijo el coach de bateo de Washington, Rick Eckstein.

Más allá de las lesiones está el factor experiencia. De los jugadores que se espera estén en el roster de postemporada, solamente cinco-Edwin Jackson, Jayson Werth, Michael González, Adam LaRoche y Chad Tracy-han jugado en los playoffs. Mark DeRosa, quien podría ser incluido en el plantel, tiene sentimientos encontrados a la hora de hablar del factor experiencia en postemporada.

Cuando DeRosa estaba con los Bravos al principio de la década de los 2000, pensaba que una participación en la Serie Mundial era algo casi seguro, debido a la vasta experiencia de aquellos equipos. Pero Atlanta no pasó de la Serie de Campeonato mientras DeRosa estuvo en el conjunto.

DeRosa estuvo con los Gigantes en el 2010 cuando San Francisco ganó el Clásico de Otoño. Dicho equipo contaba con pocos jugadores de experiencia en octubre, pero le ganó a Texas para coronarse campeón.

"Es lo desconocido", dijo DeRosa. "Muchos de los muchachos nunca han estado y van por primera vez. Definitivamente, creo que mientras más vas, más puedes relajarte. Pero aparte de eso, no creo que importe mucho.

"He estado con algunos equipos que parecían seguros para llegar lejos y que no pasaron de la Serie Divisional", continuó el veterano. "He estado con un conjunto que fue todo lo contrario. Hay que tener suerte. Hay que pitchar y jugar buena defensa. Es lo mismo que la temporada regular-pitcheo, defensa y bateo oportuno. Creo que nosotros podemos jugar bien contra cualquiera que vayamos a enfrentar. Se va a tratar de quién no cometa el error grande, quién no haga un mal corrido de bases. Son cosas así que separan a los equipos."

Lo que separa a los Nacionales del resto de la Liga Nacional es su cuerpo monticular. Los lanzadores de Washington están en el primer lugar de la liga en efectividad colectiva. Hasta sin Stephen Straburg, cuya temporada fue frenada el 12 de septiembre para limitar sus innings tras una cirugía Tommy John en el 2010, los Nacionales se ven bastante fuertes en el montículo.

El receptor Kurt Suzuki está entre los que no están preocupados por la ausencia de Strasburg. El equipo cuenta con abridores de calidad como Gio González, Jordan Zimmermann, Ross Detwiler y Jackson. Washington también tiene un bullpen por encima del promedio encabezado por Drew Storen y Tyler Clippard.

"Tienen esa mentalidad de que nada los altera; si combinas eso con (su talento), pues cualquier se emociona al estar en esa posición", dijo Suzuki. "Una vez llegas a la (postemporada), tienes que salir a jugar.

"El cuerpo monticular es magnífico", continuó el cátcher. "Ahora sé lo buenos que son al tener la oportunidad de recibir sus envíos. Ha sido impresionante. Ha sido divertido ser parte de eso."