Con una visión clara

Con una visión clara

Con una visión clara
NUEVA YORK - El presidente de los Dodgers, Stan Kasten, dijo que el mega-cambio que ejecutó Los Angeles recientemente con los Medias Rojas encaja perfectamente en los planes de los nuevos dueños del club. También expresó que el canje de nueve jugadores no alteró radicalmente ni el modelo financiero ni la dirección del equipo a largo plazo.

Los Dodgers asumieron una responsabilidad de más de US$250 millones en nómina cuando realizaron el cambio con Boston por el mexicano Adrián González, Josh Beckett y Carl Crawford. Fue un movimiento que reforzó el roster de Los Angeles en varias posiciones, a la vez que le dio a los Medias Rojas mucha flexibilidad económica para el futuro.

Junto a otros cambios, incluyendo el que llevó a Los Angeles al dominicano Hanley Ramírez, el trato por González, Crawford y Beckett sorprendió al mundo del béisbol y sirvió para anunciar que los Dodgers son una potencia económica ahora y para el futuro.

Sin embargo Kasten, presente en la inaugural Cumbre del Negocio del Deporte Bloomberg en Nueva York, dijo que el canje con Boston no fue algo tan sorpresivo, dada la manera en que se maneja la organización ahora. El ejecutivo participó en un panel que ponderó el tema de la reciente venta de los Dodgers.

"Esto es muy consistente con lo que eran nuestros planes", dijo Kasten, quien agregó que "seguimos primordialmente una operación basada en escuchas y desarrollo de jugadores."

Entonces, los movimientos sirvieron en dos sentidos. Uno es obvio: Mejorar los Dodgers del 2012 y aumentar sus posibilidades de jugar en la postemporada. Esa es siempre la meta principal, y definitivamente es así con los nuevos dueños del equipo.

Pero el otro es mandar un mensaje claro, algo que expresó Kasten aquí. Todo el mundo sabe que hubo mucho descontento entre la fanaticada de Los Angeles antes de los nuevos propietarios tomar control de los Dodgers. Entonces, al asumir muchas obligaciones en salario, el grupo Guggenheim les demostró a sus fanáticos que pretende ser agresivo a la hora de adquirir talento.

"(No podemos) decirles a nuestros fans, 'Vamos a hacer esto de la manera correcta, a largo plazo, así que esperen cinco años para que 25 jugadores crezcan'", expresó Kasten. "Entonces pudimos adquirir estrellas probadas en buenos momentos de sus carreras, muy buenos peloteros que de otra manera no hubiéramos podido conseguir.

"Jugadores como Adrián González, como Hanley Ramírez, pues no están disponibles. No están en el mercado de agentes libres. Esta fue una manera de mejorar el equipo de una manera inmediata. Al mismo tiempo, mantenemos nuestra filosofía de construir un buen sistema de escuchas y desarrollo de jugadores. Eso siempre es parte de nuestro modelo."

Pero los Dodgers no sólo agregarán talento a nivel de Grandes Ligas. Kasten enfatizó que el equipo pretende gastar todo lo que se le permita, tanto en talento internacional como en el draft amateur. Y, por supuesto, con Puig ya hicieron una inversión sin los límites en el mercado internacional.

"Estamos contratando a más escuchas, tratando de contratar a mejor gente", dijo Kasten. "Tomamos esa oportunidad en junio de firmar (a Puig). Tuvimos un buen draft. Fuimos agresivos a la hora de draftear (a los seleccionados).

"Los Dodgers eran los últimos en firmas internacionales. Cambiados eso. Pretendemos ahora ser los líderes."

En cuanto al futuro del equipo grande, eso no depende de las próximas semanas, expresó Kasten. Se le preguntó sobre las "consecuencias" si los Dodgers del 2012 no llegan a la postemporada, y el ejecutivo contestó que no hay ultimátum alguno con la gerencia del club.

"Esperamos llegar a la postemporada", dijo Kasten. "Pero el llegar o no llegar no cambiará nuestros planes para el invierno...construir ahora, construir para la próxima temporada, al igual que continuar con la búsqueda de talento y desarrollo de jugadores."