A Paredes se le prepara minuciosamente

A Paredes se le prepara minuciosamente

A Paredes se le prepara minuciosamente
Los Astros de Houston están en el proceso de ser joyeros. Toman una piedra preciosa, como un diamante en bruto por ejemplo, la investigan, la admiran, la examinan a fondo y la pulen, la pulen y la pulen en busca de perfección.

Para ellos en 2012, un novato o aspirante a ser jugador de Liga Mayor, es una especie de diamante en bruto que tienen que someter a todo un largo y tedioso proceso para convertirlo en un producto que tenga valor, que rinda, que sea competitivo. Originalmente, alguno de estos productos vienen con instinto y habilidad física y, cuando eso ocurre, el club de beisbol se saca la lotería.

Es muy posible que los Astros hayan dado en el centro del blanco cuando adquirieron al afable aspirante conocido como Jimmy Paredes, un chico que precisamente atraviesa el proceso del que hablo.

Los equipos de beisbol no todo el tiempo aciertan y, cuando esto les ocurre, sufren las mismas desilusiones que ellos conocen como grandes pérdidas económicas. La inversión que se emplea en la preparación de un pelotero desde el momento que lo firman, puede ser cuantiosa.

Me inclino a creer que la nueva administración de los Astros, actualmente expuesta a toda clase de críticas, sabía de antemano que este tipo de proyecto o, comenzar desde el principio, sería como cruzar las cataratas del Niágara en silla de ruedas. Pero el plan camina y los frutos se verán en un futuro no muy lejano, espero.

Este nuevo diamante en bruto de los Astros que nació el 25 de noviembre de 1988 en Bajos de Haina, República Dominicana, batea y tira a la derecha, fue firmado por los Yankees como agente libre del grupo de aficionados y logró hacer su debut profesional en 2007 en la Liga Dominicana de Verano.

En 2008, jugó la campaña con el club Yankees de la Liga de la Costa del Golfo. Más tarde, en 2009 se distinguió al batear .302 con 23 robos de bases en 54 juegos con el Staten Island. En 2010 jugó con el Singleton de categoría A para inmediatamente después ser canjeado con Mark Melancon a los Astros por el "Puma" Lance Berkman. Fue enviado al equipo Lexington de la misma categoría.

Tan pronto como se completó la temporada del año 2010, los Astros ni cortos ni perezosos agregaron a Paredes a la lista de los 40 hombres para protegerlo de la famosa Regla 5. Le otorgaron un contrato para jugar con los Anzuelos de Corpus Chrisi donde se distinguió como estrella al jugar la segunda y tercera bases. Allí bateó .271 con 29 estafas y 41 carreras empujadas.

El primero de agosto de 2011, Paredes fue ascendido a las Ligas Mayores para jugar en la esquina caliente en lugar del hombre que batallaba allí en ese momento, Chris Johnson. En su primer turno, Jimmy disparó un cañonazo de tres equinas que empujó 2 carreras. Esa hazaña lo convirtió en el primer pelotero en la historia de la organización que disparara un triple en su primera aparición en el plato.

Paredes al parecer no tiene porvenir alguno en segunda base porque los Astros tienen allí al inmovible José Altuve que promete sostener esa posición por muchos años en el futuro. Pero los Astros en este constante ir y venir de peloteros nuevos, decidieron experimentar colocándolo como jardinero derecho, más tarde también en el izquierdo, para finalmente convertirlo en titular del jardín central por toda la habilidad que tiene. Este proceso se hace a nivel de Liga Mayor, algo que no es muy usual que se diga.

"Es algo que estamos explorando", señaló el Gerente General de los Astros, Jeff Luhnow hace varias semanas cuando se comenzó a efectuar el experimento. "No queremos tratar de adivinar que es lo que el destino tiene preparado en lo que concierne a moverlo de un lado al otro, pero es posible que en la segunda parte de la temporada juegue un tiempo en los jardines". Ese plan se está cumpliendo al pie de la letra.

Jimmy ha dado toda clase de traspié en el jardín derecho, hasta lucir algunas veces como un aficionado; pero eso es parte del proceso de aprendizaje y, los Astros se muestran impasibles con respecto al plan porque el objetivo es llevarlo a feliz término.

"Estamos dispuestos a correr el riesgo con un prospecto como Jimmy, que a la larga será de un gran valor", expresó el dirigente interino de los Astros Tony DeFrancesco.

Creo que Paredes, mentalmente está pasando un rato inquietante por varias razones: Aprender a jugar el jardín derecho, el izquierdo y al final el central y eso es todo un mundo nuevo para él. Pero eso no es todo porque por su mente a lo mejor pasa que mientras juega debe producir con el bate y debe de robar bases que son los atributos que más le distinguen y que lo perfilan como un pelotero de futuro.

Parece mentira que todo un equipo de Liga Mayor, esté dedicado a perfeccionar a un diamante en bruto después que el padre de Jimmy lo motivó a jugar beisbol cuando niño porque siempre lo veía con un bate en las manos tratando de batear piedras en la calle. Más tarde un primo hermano lo llevó de la mano a un grupo de beisbolistas y, allí, a la edad de 7 años, comenzó a jugar beisbol. Ha sido una larga carrera, pero joven beisbolista no la cambiaría por nada más en el mundo.

Paredes sufrió los malos ratos de las ligas menores, pero también disfrutó las alegrías que tienen los novatitos cuando comienzan a subir de clasificaciones. El peor momento fue cuando lo operaron del hombro derecho en 2008 y creyó que su carrera terminaría: "Estuve muy triste porque imaginé que nunca más tiraría una pelota", dijo el dominicano. "Pero, gracias a Dios, ahora estoy de lo más bien, con el brazo recuperado y con la misma fuerza de antes".

Sería interesante averiguar el sentimiento de Paredes con respecto a rendir en los jardines luego de haber jugado en el cuadro toda su vida: "Esto me agarró de sorpresa", dijo al mismo tiempo de una sonora carcajada. "Yo lo que quiero es jugar. Trato de hacer mi trabajo rindiendo en la mejor forma. En otras palabras no importa la posición".

Unos días más tarde, durante una serie contra los Piratas de Pitsburgh, los Astros no se hicieron esperar y ordenaron que Paredes jugara el jardín izquierdo con el objeto de continuar el experimento. Y allá fue Paredes como todo un conejillo de indias, con el guante en una mano y con una tonelada de nerviosidad en la otra.

La verdad es que casi todos los peloteros pueden ser cambiados de sus posiciones originales a nuevas para acomodar las necesidades del equipo. Unos responden de maravillas y otros no pasan de ser mediocres. Me inclino a creer que la conversión de Jimmy como jugador de cuadro a jardinero, se tomará poco tiempo porque es inteligente, está ansioso y es joven, pero en ciertas jugadas se ha visto en aprietos.

Una de las conversiones más exitosa de los Astros fue cuando Craig Biggio pasó de la receptoría a la posición de segunda base donde adquirió los buenos números que lo convirtieron en un auténtico candidato para el Salón de la Fama.

Mientras los Astros tienen ciertas dudas y observan la situación con ojo avizor acerca de este nuevo proyecto, Paredes se divierte como un niño. "He mejorado un poco practicando en los jardines", explicó Jimmy. "Mi primer juego como jardinero derecho fue el 28 de agosto y, como ves, no llevo mucho tiempo para adquirir la experiencia necesaria. De todas maneras absorbo todas las instrucciones en este programa de acción rápida".

Como el objetivo es de convertir a Paredes en jardinero central, el chamaco todavía no tiene el conocimiento para poder decir cuál de las posiciones le gusta más, pero eso no quiere decir que no comprenda lo que significa cada una de las tres responsabilidades. Como sabe que su destino es jugar en el centro, él visualiza lo siguiente: "Cuando tú juegas el jardín central, la visión del juego es más amplia. Es como estar en una torre elevada de donde puedes leer el principio de la trayectoria de los bolas bateadas".

Uno de los atributos que distingue sobremanera a Paredes es su velocidad. Hace el corrido del plato a primera base en 4.0: "Cuando toco la bola, hago 3.8 o 3.9", especificó. Cuando Jimmy pasa por primera base con rumbo a segunda es todo un bólido. Debe ser un espectáculo verlo correr luego de conectar un triple. Los fanáticos de los Astros disfrutarán más verlo correr, tan pronto deje de preocuparse por jugar el jardín central.

Tengo la creencia que todos los peloteros veloces quieren batear como primero en la alineación para poder desplegarse como gacelas asustadas y Paredes piensa igual que la mayoría: "Ser primer bate es una obsesión", dijo. "¿A quien no le gusta batear en ese orden?. Para mí es un reto que enfrento con gusto y pasión. Los que batean en la primera entrada, tienen más turnos".

Jimmy tiene planes para jugar beisbol invernal en su país tan pronto termine la campaña regular con los Astros: "Claro que participaré en la liga de beisbol de mi país porque tengo que mejorar mi juego en el jardín central. Jugaré con los Gigantes del Cibao. Esto me permitirá retornar el próximo año con más experiencia para rendir de acuerdo a lo que se espera de mí", explicó el jardinero.

La temporada de beisbol de invierno en República Dominicana se inaugura el 14 de octubre y cierra a finales de diciembre.

René Cárdenas, además de cubrir a los Astros para el diario La Prensa de Nicaragua, escribe para Crónicas de los Astros, astrosdehouston.com y Astros Magazine. Fue narrador de los Dodgers, Astros y Rangers de Texas. Con los Astros en 2008, también narró en TV. Edita su propia página no comercial de beisbol www.laestufacaliente.com y es miembro activo de la BBWAA. En tres ocasiones ha figurado en la lista de candidatos al Salón de la Fama de Beisbol en Cooperstown. La primera vez fue en la década del 90. Búsquelo en Twitter (@Rcardenas3)