Consejos de un sabio

Consejos de un sabio

Consejos de un sabio
WASHINGTON -- Existe todo un proceso para llegar a ser un buen cuarto bate, aun cuando se trata de un jugador de mucho poder.

A Giancarlo Stanton, quien está entre los bateadores de más poder en el béisbol, todavía le faltan algunos detalles en dicho papel.

El toletero de 22 años está recibiendo algunos consejos al respecto de su compañero de los Marlins, el veterano Carlos Lee. Hasta hace unos días, el panameño era cuarto bate del equipo de Miami.

"Él va a estar bien", dijo Lee acerca de Stanton. "Va a ser alguien de 40 (jonrones) y 120 (empujadas) durante mucho tiempo. Aún está aprendiendo el juego. Es parte del proceso. Hablamos mucho y siempre trato de ayudarlo."

Lee le hizo una sugerencia hace unos días, cuando los Marlins se enfrentaban a Stephen Strasburg y los Nacionales de Washington.

"Le dije que a veces tienes dos corredores en base y estás enfrentándote a un pitcher como Strasburg", relató el istmeño. "Probablmente se trate de alguien que no vaya a permitir un jonrón de tres carreras, así que tienes que encontrar la manera de empujar una, o sea, el que está en tercera. Cosas así. No es siempre que vas a dar el cuadrangular de tres carreras. Empuja una."

Lee le pone mucho valor a las impulsadas. Para él, está bien terminar un juego bateando de 3-0 si empujas una carrera.

Diferente al promedio de un bateador, que fluctúa después de cada turno, las empujadas siempre van en aumento.

"Tus empujadas nunca bajan", señaló Lee.

Un jugador como Stanton tiene la capacidad de dar jonrón en cualquier momento, algo que lo hace uno de los bateadores más peligrosos de Grandes Ligas. El martes dio su jonrón número 30 de la temporada, bateando de cuarto en alineación de Miami.

"Va a ser un buen productor de carreras de cualquier manera", dijo Lee. "Cuando bateas en la parte del lineup en la que hay corredores en circulación, la idea es empujarlos."

Con la experiencia, Lee ha aprendido a no dejar que su puesto en el orden de bateo no lo afecte.

"Todo depende de cómo lo veas", expresó. "Mi idea es que cuando hay gente en base, es el lanzador que está en problemas, yo no. Yo estoy bien. Tengo la oportunidad de empujar carreras.

"(Stanton) va a aprender y entender más", continuó. "Cuando lo haga, va a ser muy peligroso. No es que no sea peligroso ahora, pero le faltan algunos detalles. A veces tienes que empujar una cuando no puedes empujar tres."