Lo que sólo se ve en el Bronx

Lo que sólo se ve en el Bronx

Lo que sólo se ve en el Bronx
Los Yankees de Nueva York son la única franquicia que juega un "preludio" de 162 partidos.

En otros mercados, ciudades más pequeñas u organizaciones con historiales menos glamurosos, el llegar a la postemporada puede ser motivo de grandes celebraciones. Pero cuando se trata de los Yankees y sus seguidores, se presume que competirán por un título cada octubre. Se considera el mínimo en una temporada.

Los Bombarderos del Bronx han ido a playoffs en 16 de los últimos 17 años. Todo luce indicar que el 2012 será otra campaña de postemporada para los Yankees, a pesar de las tantas lesiones que han sufrido.

Ahora bien, en los últimos tiempos el equipo de Nueva York se ha visto como la crema de Grandes Ligas de abril a septiembre. Pero en octubre, han lucido como uno de muchos conjuntos luchando por el título, sin destacarse del montón. En los últimos 11 años, los Yankees han ganado una sola Serie Mundial. Claro, para las franquicias que ni han olido un Clásico de Otoño en varias generaciones-o en cualquier generación-esto sería algo de ensueño. Pero para los Yankees, es casi como una sequía.

En el fin de semana en el Yankee Stadium, hubo muchas conversaciones sobre la potencial rotación de Nueva York para la postemporada. En muchas campañas recientes, la presencia de los Medias Rojas en el Bronx hubiese sido un gran evento en el mundo del béisbol.

Pero este año, los Yankees le llevan una ventaja de 13.0 juegos a Boston en el Este de la Liga Americana. Lo que más se habló fue el futuro de los Bombarderos, específicamente los Yankees de octubre del 2012.

Lo que le ha pasado a Nueva York en postemporadas recientes es lo que le puede pasar a cualquier equipo. Al chocar con cuerpos monticulares de primera categoría, ya no es posible ganarle a la oposición a puros batazos.

Hasta en la Serie Divisional del 2011 ante los Tigres, los Yankees anotaron 19 carreras en dos victorias y sobre-anotaron a Detroit por 28-17 (vaya, ¿qué pasó con la importancia de diferencial de carreras?). El punto es que los Mulos fueron frenados en tres de los cinco partidos y sus lanzadores nunca silenciaron por completo la ofensiva de los felinos.

Pedimos disculpas por presumir una clasificación de los Yankees faltando seis semanas en la temporada regular, pero queremos hacer la siguiente pregunta: ¿Cómo será la rotación abridora de Nueva York en octubre?

Se espera que vuelva este fin de semana CC Sabathia de una inflamación en el codo de lanzar. Su récord general en postemporada no es el más dominante del mundo, pero cuando los Yankees ganaron la Serie Mundial en el 2009, el zurdo se vio muy sólido.

Sabathia probablemente represente la mejor actuación de esta generación de parte de un lanzador firmado a un contrato a largo plazo. Pero los Yankees necesitarían que lanzara como lo hizo en el 2009.

El abridor que ha brillado este año en el Bronx se llama Hideki Kuroda, cuyos mejores momentos de la campaña han sido durante la ausencia de Sabathia. Desde el 27 de mayo, Kuroda lleva efectividad de 2.27, y últimamente se ha visto hasta mejor que eso.

En su carrera en Norteamérica, el japonés Kuroda ha hecho tres aperturas en postemporada por los Dodgers; dos fueron muy buenas, la otra no. Pero Kuroda, a sus 37 años, está en su mejor momento en Grandes Ligas. Ha sido indispensable en la rotación de Nueva York y se le puede visualizar manteniendo ese gran nivel en octubre.

Cuando los Yankees ganaron la Serie Mundial del 2009, lo hicieron con una rotación de tres lanzadores-Sabathia, Andy Pettitte y-digas lo que digas sobre él-A.J. Burnett.

La rotación de tres abridores podría ser más difícil en el 2012. El calendario de la postemporada, con la inclusión del segundo comodín, tendrá menos días libres que en el 2009. Pero si cuentas con tres pitchers trabajando a sus mejores niveles, deben de prevalecer.

Eso nos trae a Pettitte, el líder de todos los tiempos en victorias en postemporada con 19. Volviendo de un retiro de un año, Pettitte-ahora con 40 años-lanzó muy bien antes de fracturarse el tobillo izquierdo el 27 de junio. Los Yankees esperan que vuelva a mediados de septiembre. Eso le daría tiempo suficiente para alistarse para la postemporada.

Después de todo este tiempo, ¿es posible que una vez más todo dependa de Andy Pettitte? Como alternativa, Phil Hughes ha lanzado bien con suficiente frecuencia como para darle esperanzas a Nueva York.

Pero el Plan A-con una rotación de tres lanzadores, Sabatha, Kuroda y Pettitte, parece ser el camino más indicado para los Yankees en postemporada. Claro, primero tienen que llegar, pero cuando se trata de los Mulos, ya se puede pensar en octubre.