¿Qué nos dice la historia?

¿Qué nos dice la historia?

¿Qué nos dice la historia?
Al acercarse la fecha límite para hacer cambios sin que los jugadores pasen por la lista de waivers, dedicamos mucho tiempo a mirar hacia adelante. Suele haber interrogantes acerca de cómo un pelotero podría ayudar a cierto equipo o el valor proyectado de un prospecto. En lugar de eso, miremos hacia el pasado para tratar de lograr una mejor idea. Un análisis de los campeones de cada liga en las últimas 10 temporadas revela algunos patrones y tendencias en los movimientos de julio que pueden traducirse a gloria en octubre. No se trata de nada científico, sino de una variedad de posibilidades. A continuación, algunos de los caminos que podrían tomar los equipos contendientes este año:

EL PLAN: Movimiento de peso

El ejemplo: Los Rangers del 2010 hicieron varios movimientos a mediados de la temporada. El más importante fue el canje por el serpentinero Cliff Lee. Para conseguir al zurdo, el ganador del Premio Cy Young de la Liga Americana en el 2008 y el nombre más sonoro en el mercado de canjes esa temporada, Texas tuvo que cederles cuatro jugadores a los Marineros. Curiosamente, el desempeño de Lee con los Rangers durante la temporada regular no fue nada del otro mundo, pero los playoffs fueron otra historia.

Antes de una apertura decepcionante en el Juego 1 de la Serie Mundial, Lee cedió apenas dos carreras en 24 innings para ayudar a Texas a capturar el banderín de la Liga Americana por primera vez en su historia. Los Rangers llegaron hasta el Clásico de Otoño gracias en gran parte a Lee y no hay dudas de que tomarían la misma decisión si tuviesen la oportunidad.

La edición del 2012: En el mercado de cambios hay dos abridores del calibre de Lee: Zack Greinke de los Cerveceros y Cole Hamels de los Filis. No es seguro que alguno de los dos sea cambiado y la historia tampoco garantiza que una adquisición semejante resulte en un pase a la Serie Mundial. Basta con preguntarles a los Astros de 1998 (Randy Johnson) o a los Cerveceros del 2008 (CC Sabathia). Pero algún equipo querrá correr ese riesgo y podría tratarse de los Angelinos. Tienen el presupuesto para hacerlo, la determinación para ganar y talento joven para ofrecer a cambio.

EL PLAN: Reforzar el bullpen

El ejemplo : No hay nada más fácil que arreglar a mediados de una temporada que un bullpen. Los Rangers del 2011 vienen a la mente, pero los Gigantes del 2010 quizás lo hayan hecho mejor. Ese equipo, el cual se agarró de la prevención de carreras para ganar la Serie Mundial, mejoró su relevo al adquirir al boricua Javier López y al dominicano Ramón Ramírez. Ambos ayudaron a tender un puente entre una rotación magnífica y el cerrador Brian Wilson. El club no ha echado de menos a ninguno de los jugadores que cedieron a cambio.

La edición del 2012: La lista de equipos que se beneficiarían de una ayuda en el bullpen es larga, pero entre los contendientes se resaltan los Mets. Su pitcheo abridor ha sido excelente y su ofensiva no recibe suficiente mérito, pero el relevo ha sido un punto débil. Un par de adiciones astutas y de bajo costo podrían marcar la diferencia y conducir a Nueva York a los playoffs.

EL PLAN: Restar para sumar

Los ejemplos: A veces un equipo decide que debe deshacerse de algunos jugadores para poder alcanzar su meta. El caso más reciente son los campeones reinantes, los Cardenales, que decidieron canjear al jardinero Colby Rasmus para reforzar la rotación y el bullpen, pero hay muchos otros ejemplos. Los mismos Gigantes del 2010 cambiaron al receptor boricua Bengie Molina para que Buster Posey pudiera jugar con regularidad. El ejemplo más famoso son los Medias Rojas del 2004.

Antes de tomar vuelo hacia el título de Serie Mundial, Boston realizó un canje enorme y difícil en julio al cambiar al campocorto Nomar Garciaparra a los Cachorros como parte de una transacción entre cuatro equipos, en el cual los Medias Rojas adquirieron al colombiano Orlando Cabrera y a Doug Mientkiewicz. Fue un riesgo enorme que produjo resultados espectaculares, ya que los Patirrojos reforzaron su defensa en ruta al primer campeonato de la franquicia en 86 años.

La edición del 2012: ¿Qué tal los Medias Rojas del 2012? Como hicieron los Gigantes del 2010 con Molina, Boston envió a Kevin Youkilis a los Medias Blancas el mes pasado para darle más tiempo de juego al prospecto Will Middlebrooks y también con el fin de que haya más armonía en el clubhouse. El movimiento aún no ha dado resultados, ya que Boston tiene un solo juego por encima de .500, pero si Middlebrooks ayuda a los Medias Rojas a llegar a la postemporada, será un tema a seguir.

EL PLAN: Esperar hasta agosto

El ejemplo: Los Cardenales del 2004 no agregaron jugador alguno en julio, en gran parte porque no era necesario. Llegaron al receso del Juego de Estrellas con una ventaja de siete juegos y que se había convertido en 10 juegos para el 22 de julio. Nadie iba a alcanzar a ese equipo. Por lo tanto, dejaron que pasara el 31 de julio. El 6 de agosto fue colocado en la lista de waivers de Colorado Larry Walker.

El cañonero veterano hizo más profundo lo que ya era un lineup potente y un clubhouse unido y afianzó a San Luis como el equipo a vencer en la Liga Nacional. Fue un movimiento basado en una oportunidad surgida, no en preocupaciones ni desesperación.

La edición del 2012: Esta descripción quizás le quede bien a los Yankees, por un par de motivos. Rara vez son agresivos a la hora de hacer canjes a mediados de temporada y tienen una ventaja de nueve juegos en el Este de la Liga Americana. Los Bombarderos quizás agreguen a un jugador para un rol pequeño y podrían inclinarse por un bate. Pero el recurso principal de los Yankees - el dinero en efectivo - es mucho más valioso en agosto--cuando los jugadores deben pasar por waivers antes de ser canjeados--que en julio, cuando se valora más a los prospectos.