Son muchos los temas a seguir

Son muchos los temas a seguir

Son muchos los temas a seguir
Es hora de ver qué nos puedes esperar en la segunda mitad de la temporada.

Llegaron al Juego de Estrellas 15 de los 30 equipos de Grandes Ligas a cinco juegos o menos de la cima de sus respectivas divisiones. Y 19 de los 30 tienen marca de por lo menos .500.

Con un comodín extra desde este año, puede producirse una especie de caos a la hora de analizar quién puede clasificar para los playoffs en el 2012, o hasta quiénes pueden ser "vendedores" o "compradores" de cara a la fecha límite de cambios.

A continuación, unas cuantas interrogantes para la segunda mitad de la campaña:

¿Rugirán los Tigres
Detroit era el favorito para ganar la División Central de la Liga Americana, pero tienen una marca del montón con 44-42. El venezolano Miguel Cabrera y Prince Fielder han puesto de su parte, pero ha faltado ofensiva de Delmon Young. Mientras, el pitcheo abridor tiene efectividad colectiva de 4.21.

Sin embargo, los Medias Blancas e Indios no se han despegado del resto y con Detroit a sólo 3.5 juegos del primer lugar, los felinos podrían buscar refuerzos.

"Con el (gerente general) Dombrowski, nunca sabes lo que va a pasar", dijo Cabrera. "Siempre le trae algo al equipo para ayudarnos. Espero que cada contribución al equipo nos ayude."

¿Cuál es el destino de Cole Hamels?
Hay que preguntarse primero si Hamels, quien sería probablemente el mejor pitcher en el mercado de convertirse en agente libre, se va de los Filis.

Filadelfia tendría que soltar otro mega-contrato para retener a Hamels, cuando ya le está pagando altos salarios a Roy Halladay, Cliff Lee, Ryan Howard, Chase Utley y Jimmy Rollins.

No obstante, hay que recordar que adquirir a Hamels representaría un riesgo para cualquier conjunto. Tendría que ceder mucho a cambio por dos meses y pico de servicio del zurdo, y sin compensación en el draft si Hamels si fuera vía la agencia libre.

¿Qué harán los Nacionales con Stephen Strasburg?
Washington ya está entre la crema de la Liga Nacional y, dada la calidad de su rotación abridora, no hay motivo para pensar que vayan a caer en la segunda mitad.

Pero la situación con Strasburg es un poco espinosa, ya que los Nacionales-en un esfuerzo por proteger el codo reconstruido del derecho-tenían previsto limitar al joven a 160 innings este año (cifra que se alcanzaría para principio de septiembre). No es un plan ideal, dada la condición de puntero de Washington, pero tampoco sería lo más indicado sobre-trabajar el brazo tan cotizado de la franquicia.

¿Cuál equipo sorpresa seguirá en la pelea?
¿Son los Dodgers, quienes llegaron al Juego de Estrellas con ventaja de medio juego en el Oeste y quienes esperan contar ahora con Matt Kemp?

¿Son los Mets, con su candidato al JMV David Wright y su candidato al Cy Young R.A. Dickey?

¿Son los Medias Blancas, que ya se han beneficiado del cambio por Kevin Youkilis y que son el único equipo de su división con récord positivo en la ruta?

¿Son los Orioles, que han sobrevivido el siempre difícil Este de la Americana a pesar de un pobre porcentaje de embasarse, una pobre defensa y tres puestos en la rotación con efectividad nada envidiable?

¿O son los Piratas, que llegaron a la pausa del Juego de Estrellas como el equipo más encendido de Grandes Ligas (10 victorias en sus últimos 12 juegos) y que han esperado 20 años para tener récord por encima de .500, ni hablar de una clasificación?

¿Podrán los Angelinos superar a los Rangers?
Al principio de la campaña parecía que Texas "pasearía" en el Oeste de la Liga Americana, pero las lesiones se ha sentido en la rotación abridora y los Angelinos han enderezado el barco. Esta pelea es más interesante aun con el conocimiento de que ambas franquicias tienen el dinero para hacer lo necesario para reforzarse vía un cambio.

¿Qué tan pacientes pueden ser los Gigantes con Tim Lincecum?
El dos veces ganador del Premio Cy Young merece algo de consideración, y sin dudas los Gigantes se la concederán. El derecho lleva marca de 3-10 con efectividad de 6.42. Ya ha permitido más carreras limpias (69) este año que en la temporada entera de su último Cy Young, el 2009.

Hay que ver cómo la actuación de Lincecum ha afectado a San Francisco en las posiciones. Estando a medio juego de los punteros Dodgers, los Gigantes tienen 4-14 en juegos iniciados por Lincecum y 42-26 en los otros partidos. The Freak está limitando las posibilidades de San Francisco, y eso no puede continuar.

¿Puede alguien retar seriamente a los Yankees en el Este de la Americana?
Es curioso que la división de más calidad también tenga el puntero con la mayor ventaja de todos. Cada uno de los cinco equipos lleva récord de por lo menos .500., pero los Yankees llevan diferencia de siete juegos sobre Baltimore.

Los Orioles han sido una grata sorpresa y podrían ser agresivos de cara al 31 de julio (ya adquirieron a Jim Thome). Los Azulejos, con muchas lesiones en su rotación, necesitarían refuerzos en el pitcheo para competir.

Pero hay que estar claro en algo: Yankees, Rays y Medias Rojas son los pesos pesados del Este. Tampa Bay aún espera por el regreso de Evan Longoria, cuya lesión sigue limitando la producción ofensiva del equipo. Pero los Medias Rojas, con el inminente retorno de Jacoby Ellsbury, podrían lograr un repunte ahora.

Sin embargo, por ahora los Yankees tienen el mejor récord de Grandes Ligas sin haber llegado a su mejor momento. Son los claros favoritos.

Los Cardenales del 2011 demostraron que la temporada apenas comienza.