El cielo es el límite

El cielo es el límite

El cielo es el límite
NUEVA YORK -- El aspecto más alentador de la primera mitad de los Yankees quizás sea que aunque llegaron al receso del Juego de Estrellas con el mejor récord en el béisbol y un buen margen en su división, sienten que pueden dar aun más.

Basta con ver la satisfacción que demostró el club entre los juegos de la doble cartelera en el Fenway Park el sábado. Los Yankees lograron una victoria contundente en el primer juego y celebraron como lo harían jugadores de Ligas Pequeñas.

"Como pueden ver, aquí estamos bien relajados", dijo el jardinero de los Yankees, Nick Swisher. "Es agradable. Es bueno estar en esa posición. Sentimos que tuvimos una primera mitad muy buena".

En el futuro no hay garantías, especialmente en el Bronx, donde se considera que una temporada exitosa culmina con un trofeo de campeón, que sería el número 28 de la historia del club.

Pero aun con todas las dudas acerca de las lesiones, la inconsistencia y las pobres actuaciones que los Yankees han desviado, llegaron a la segunda mitad con el mayor número de victorias en Grandes Ligas, el mayor número de jonrones y quizás más confianza que nadie en que las rachas perdedores serán cortas.

"Creo que probablemente se debe a los veteranos que tenemos", dijo el manager de los Yankees, Joe Girardi. "En rara ocasión usamos jugadores jóvenes. Los muchachos ya lo han vivido y saben que van a atravesar momentos difíciles. Van a haber días en que no bateas, pero cada día es una nueva oportunidad".

Tras terminar el mes de mayo en tercer lugar a 1.5 juegos de la cima, los Yankees se afianzaron en el primer lugar en su división al registrar 20 victorias en junio. El 8 al 18 de junio, ganaron 10 partidos consecutivos.

Lo lograron a pesar de una racha de lesiones que comenzó con la baja del líder en salvamentos de dos los tiempos, el panameño, quien se sometió a una cirugía de la rodilla derecha el 3 de mayo. Rivera juró volver para el 2013, campaña en la cual tendrá 43 años de edad, pero ante su ausencia, los Yankees han contado con un relevo estupendo.

El dominicano Rafael Soriano se adueñó del puesto de Rivera y ha demostrado el dominio que lo permitió sumar 45 salvamentos por los Rays en el 2010. David Robertson regresó al octavo inning después de una lesión en un oblicuo y el club también ha recibido contribuciones de Boone Logan, Clay Rapada y Cody Eppley.

"Creo que el mérito es de los muchachos en el bullpen y lo que han podido hacer y como han dado la cara", dijo el capitán de los Yankees, el campocorto Derek Jeter. "Hemos tenido que depender más de los papeles que desempeñan...Eso ha sido muy importante para nuestro éxito".

Lo mismo se puede decir de los jonrones. Con siete peloteros con al menos 10 vuelacercas - más que cualquier otro equipo en Grandes Ligas - sacar la bola del parque ha sido la respuesta de los Yankees a las críticas que destacan su falta de producción con corredores en posición de anotar.

"Este equipo está diseñado para conectar jonrones; es como nuestra insignia", dijo Swisher. "Todo el mundo habla acerca de los hits con corredores en posición de anotar, pero si suenas 200 jonrones al año colectivamente, vas a anotar muchísimas carreras".

Fue un golpe fuerte perder al zurdo Andy Pettitte por dos meses debido a un tobillo izquierdo fracturado, pero para los Yankees fue un alivio que la lesión de la ingle de CC Sabathia no fuera más seria y que éste esté en posición de lanzar en la segunda mitad. Hiroki Kuroda, el dominicano Iván Nova, Phil Hughes, y - recientemente - el venezolano Freddy García superaron lentos comienzos de temporada en abril para ayudar al cuerpo monticular. El novato David Phelps también ha sido de mucha ayuda.

"Hemos sido puestos a prueba más de lo que nos gusta aquí", dijo Alex Rodríguez. "Los muchachos han dado la cara. Es una temporada larga. Cuando sales de los entrenamientos, no esperas tener a los 25 muchachos saludables todo el año".

Girardi confía en que se avecina más producción ofensiva. A-Rod lucía reducido a un bateador de sencillos durante la primera mitad, pero aun así podría terminar con 30 jonrones.

Mark Teixeria entró en ritmo tras un lento comienzo de temporada, mientras que el dominicano Robinson Canó disparó 11 jonrones en junio.

"No hay explicación. Simplemente he estado aprovechando los lanzamientos por el medio del plato", dijo Canó. "Me siento igual que cuando comenzó la temporada. Me siento bien".

Brett Gardner ha disputado apenas nueve partidos esta temporada debido a una lesión en el codo derecho, pero los Yankees han seguido adelante con Raúl Ibáñez y Andruw Jones en el jardín. Girardi también cree que el bateo del receptor Russell Martin mejorará en la segunda mitad.

"Uno trata de darle ánimo y decirle que no haga demasiado", dijo Girardi. "Me preocupa que trate de compensar por lo que pasó en los primeros 81 juegos. No se puede, pero si se pude tener una segunda mitad fenomenal".

Los Yankees también están optimistas de que Gardner y Joba Chamberlain estarán de regreso en Grandes Ligas en el futuro cercano, lo cual reforzaría a un equipo ya ganador.

"Tenemos plena confianza en lo que estamos haciendo", dijo Swisher. "Tenemos que seguir saliendo y jugando como los Bombarderos y veremos qué pasa".