Hora de dar la cara

Hora de dar la cara

Hora de dar la cara
BOSTON -- ¿Quiénes son los Medias Rojas del 2012?

Es una pregunta que sigue sin contestarse, pero podrían llegar algunas respuestas después del Juego de Estrellas. Pronto el manager Bobby Valentine sabrá cómo será su lineup con la presencia de Jacoby Ellsbury y Carl Crawford.

Sin embargo, antes de eso habrá una fuerte prueba en el camino: Una serie de cuatro juegos ante los punteros y los eternos rivales de Boston, los Yankees.

Nueva York llegará al Fenway Park con ventaja de 7.5 juegos sobre los Medias Rojas en el Este de la Liga Americana. No hay que ser un matemático para saber lo interesante que podrían ponerse las cosas si Boston pudiera barrer a Nueva York y reducir la diferencia a 3.5 juegos. Sin embargo, en caso de los Yankees sacar las escobas, los del Bronx se despegarían por 11.5 juegos.

Desde el punto de vista de los Patirrojos, ganar tres de los cuatro encuentros sería un éxito, ya que un déficit de 5.5 partidos no se vería tan grave. Pero de perder tres de cuatro, la diferencia sería de 9.5 juegos. Dividir la serie significaría que todo estuviera igual que cuando iniciaran las hostilidades.

Tomando en cuenta todo lo que está en juego y la naturaleza de la rivalidad, se espera un ambiente eléctrico en el Fenway.

"Creo que estamos emocionados", dijo el segunda base de los Medias Rojas, Dustin Pedroia. "Ellos están en el primer lugar y jugando un buen béisbol. Si vamos a hacer lo que queremos hacer, tenemos que jugar bien contra ellos, ganarles y empezar a subir en las posiciones."

En realidad Boston no puede usar las lesiones como una excusa de iniciar la campaña con récord de 42-40. Los Yankees-sin el gran Mariano Rivera por el resto del año y ahora mismo sin CC Sabathia y Andy Pettitte-han sufrido su cuota de bajas.

Sin embargo, hay que ver qué pueden hacer los Medias Rojas con la presencia de Crawford y Ellsbury.

Éste último se lastimó a mediados de abril. Crawford, quien se operó de la muñeca izquierdo en el invierno y se lastimó el codo izquierdo en la primavera. No juega en un partido con el club desde aquel 28 de septiembre del 2011, cuando se completó el colapso histórico de Boston.

Mientras los Medias Rojas y los Yankees jueguen su serie en el Fenway, Crawford y Ellsbury estarán en sus respectivas rehabilitaciones en liga menor, esperando unirse al equipo grande después del Juego de Estrellas.

"Nos han hecho falta Carl y Ells", dijo Pedroia. "Son dos partes importantes de nuestro lineup. Son jugadores de impacto que cambian el juego sólo por el hecho de sus nombres estar en el lineup. Cuando vuelvan, espero que despeguemos para demostrarles a la gente la clase de equipo que podemos ser."

El mismo Pedroia es clave en todo esto. Limitado por unos dolores en el pulgar derecho desde hace dos meses, el segunda base ha tenido una temporada por debajo.

Además, uno esperaría que el mexicano Adrián González-quien lleva sólo seis jonrones este año-empezara a conectar más batazos largos en algún momento.

Los Medias Rojas se habían visto mejores antes de su gira por la Costa del Oeste, pero Boston tuvo 2-5 ante Seattle y Oakland, donde anotaron un total de apenas 14 carreras.

"Es increíble", dijo Valentine. "No sé la razón."

Lo que es increíble es que a esta altura de la temporada, los Medias Rojas y los Yankees han jugado sólo dos partidos en su serie particular, los días 20 y 21 de abril. Nueva York ganó ambos. Ahora quedan 16 choques entre los rivales.

El equipo de Boston espera que el Fenway y la intensidad del ambiente pueda arreglar la ofensiva, ya que los Medias Rojas han sido uno de los conjuntos de mejor bateo de Grandes Ligas este año.

"Hemos jugado bien en casa últimamente, así que espero que podamos aprovechar eso", dijo el jardinero de los Patirrojos, Cody Ross. "Esos juegos Yankees-Medias Rojas siempre son divertidos."

Un pelotero que sí ha dado la cara todo el trayecto es el dominicano David Ortiz, quien viene de dar el jonrón 400 de su ilustre carrera. También tiene un historial de rendir ante los Yankees.

"Todo el mundo está tratando de hacer algo", dijo Ortiz. "Pero nuestro pitcheo se ha visto bien y ha hecho lo que tiene que hacer. Espero que (la llegada de los Yankees) nos impulse."